UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Yoga para la ansiedad: beneficios y asanas específicos

yoga para la ansiedad

El yoga es una de las disciplinas que más nos pueden ayudar a tratar los problemas de estrés y ansiedad. Aunque se puede usar en cualquier momento de la vida, el yoga es una de las técnicas físicas y espirituales que más va a poder ayudarnos a mejorar estado mental. Esto permite reducir los nervios y estrés, pero también la ansiedad, por lo que se presenta como un complemento perfecto a cualquier tratamiento contra esta enfermedad tan extendida en la actualidad.

Aunque existen diversos métodos para mejorar los síntomas causados por la ansiedad, en muchas ocasiones la tradición oriental nos va a aportar muy buenas soluciones. Usar el yoga para la ansiedad aporta muchos beneficios. Entre ellos, ayuda a reducir los síntomas físicos causados por la enfermedad. Además, también nos ayuda a centrar la mente y aprender a controlarla, focalizándola en un punto de atención y evitando que los pensamientos cabalguen sin control.

 

Yoga para la ansiedad: Asanas específicos

Aunque cualquier forma de yoga está recomendada para tratar la ansiedad, existen una serie de asanas concretos que nos van a ayudar a conseguir este objetivo de forma más concreta y efectiva. A continuación te presentamos algunos de los más recomendables si lo que quieres es reducir y controlar la ansiedad, tanto si se trata de una enfermedad crónica como de episodios eventuales.

El cadáver (Savasana)

Esta postura de yoga es una de las más sencillas de realizar desde un punto de vista físico, pero requiere cierta atención a la hora de dirigir la atención a la respiración y conseguir los objetivos deseados. Para realizarla, simplemente nos tumbaremos boca arriba en la colchoneta o esterilla.

 

 

Los brazos y las piernas deben estar ligeramente separados del cuerpo y entre sí respectivamente. Ahora, dirigiremos toda nuestra atención a la respiración, dejando que fluya de forma natural y automática. Es muy importante comprender que, aunque la atención esté centrada en la respiración, esta debe ser natural. Debemos ser conscientes de nuestra respiración y dirigirla a una respiración pausada y consciente. Pero esto no significa que debamos hacer respiraciones forzadas, ni en el momento de inspirar ni en el de espirar.

yoga para la ansiedad

Piernas contra la pared (Viparita Karani)

Esta es otra de las posturas de yoga para la ansiedad que más nos va a ayudar a tratarla. En este caso, deberemos tumbarnos boca arriba en el suelo sobre la esterilla, con los brazos ligeramente separados del cuerpo. Pero tendremos que hacerlo cerca de una pared, ya que las piernas deberán ir levantadas en vertical y apoyadas ligeramente contra la pared. En esta postura, repetiremos los ejercicios de respiración, centrando la concentración en el proceso de respiración de un modo natural y sin forzar las inspiraciones ni las espiraciones. Esta postura ayuda a que mejore el flujo de sangre que llega tanto al estómago como a la cabeza. De esta forma, recibimos más oxígeno en dos de las zonas donde mayor número de neuronas se concentran, lo que ayuda a que controlemos mejor los episodios de ansiedad, tanto crónicos como eventuales.

yoga para la ansiedad

El pez (Matsyasana)

Esta es otra de las posturas de yoga para la ansiedad que no debemos perder de vista. En este caso, nos colocaremos en una posición inicial idéntica a la del cadáver (Savasana). A continuación, juntaremos las piernas y estiraremos los pies, de tal modo que los talones sean el punto de contacto con el suelo. Después, arquearemos el cuerpo hacia arriba, de modo que sea la coronilla de la cabeza el nuevo punto de contacto con el suelo. Finalmente, las manos deberán dirigirse hacia el interior del cuerpo, en contacto con la zona del coxis. Esta postura, al conseguir abrir la zona pectoral, permite aumentar el oxígeno que llega a nuestros pulmones y, en consecuencia, mejorar el estado mental, reduciendo los síntomas físicos y psicológicos causados por la ansiedad.

yoga para la ansiedad

 

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?