UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Verduras al wok: Saludables, sabrosas y rápidas

Verduras al Wok

El interés por cuidar de nuestra salud y nuestra forma física ha hecho que cada vez más nos preocupe lo que comemos y cómo lo cocinamos. Las verduras al wok son una forma perfecta de comer sano y rico. ¿Te apuntas?

¿Qué es el wok?

  • El wok es un recipiente para cocinar. Habitualmente de hierro, con paredes altas y curvas, que puede alcanzar altas temperaturas. Su base estrecha y cóncava nos permite cocinar con una cantidad mínima de aceite, haciendo que la comida sea mucho más saludable.
  • El wok ha sido utilizado en China desde hace miles de años, su uso se extendió a Japón y Corea y posteriormente al resto de Oriente, para llegar a Occidente en la actualidad. El atractivo del wok, consiste en cocinar muy sano y muy rápido. Además, permite varias técnicas como el salteado, el hervor, el vapor e incluso la fritura.

 

 

¿Qué ventajas obtengo cocinando al wok?

  • Los woks son muy ventajosos cuándo queremos comer sano. El hecho de que necesitemos muy poco aceite para cocinar y que el tiempo de elaboración sea mínima, por la alta temperatura del recipiente cuándo recibe los alimentos, favorece al ahorro de energía y, por tanto, económico.
  • Las verduras al wok son un plato exquisito, fácil y sencillo de preparar. La ventaja es que podemos dejar las verduras al dente, para beneficiarnos al máximo de sus propiedades.
  • Al contener las verduras al wok mucho menos aceite, resultan menos calóricas y por tanto, perfectas si lo que queremos es perder algo de peso, o simplemente mantener la línea.
  • La verdura de temporada suele ser accesible y asequible, además de saludable y necesaria para nuestro organismo. Comer verduras al wok puede contribuir a cuidar nuestra salud y nuestra economía.

Lo primero, un wok de verduras es muy fácil de preparar

Para empezar, una vez tenemos los ingredientes, el wok de verduras se prepara en un momento y de forma muy sencilla. Tan sólo tenemos que vigilar a la hora de cortar las verduras, procurando que todos los trozos sean del mismo tamaño (tampoco hace falta cortarla en trozos muy pequeños) para que queden todos bien cocinados sin que se nos quemen.

Una vez cortadas, tan solo tenemos que pasarlas por el wok (o por una sartén de las de toda la vida, como veremos más adelante) con un poco de aceite, soja para cocinar, sal, pimienta negra y, si queremos, sésamo y salsa asiática de ostra. Dependiendo de lo que nos apetezca, podemos cocinarlas más si será un complemento, o dejarlas más al dente para aprovechar todos los nutrientes de las verduras. Aquí tenéis un vídeo que os puede servir como ejemplo.

El wok de verduras es de los platos más versátiles

Aunque ya esté rico de por si, el wok de verduras lo podemos convertir y reconvertir en mil y otros platos distintos. Lo más sencillo sería añadirle un poco de proteína con trozos de carne, ya se ternera o pollo, pero también queda estupendo con gambas. Para mantener la línia vegetariana, siempre podemos optar por el tofu, una opción ideal porque absorberá todos los sabores de las verduras. También podemos añadir frutos secos.

Si queremos un plato un poco más elaborado basado en el wok de verduras, tan sólo será cuestión de añadirle una porción de pasta y la salsa que más nos guste. De nuevo, las variedades son infinitas. Los fideos pueden ser de harina o de arroz, gruesos o finos, lisos o rizados, etc. Y lo mismo con las salsas. Yo os recomiendo la salsa de ostra o acompañarlo con wakame, para realzar el toque oriental de la receta.

Un plato sano y nutritivo sin ser aburrido

Como el wok de verduras nos da infinidad de posibilidades —¡tantas como verduras hay!—, cada vez nos saldrá con sabores, texturas y colores distintos. Resulta, pues, uno de los platos más atractivos para acostumbrar a los más pequeños de la casa a comer verduras de todos los tipos más a menudo.

Si no nos pasamos con la cocción ni con el aceite (y la soja sin sal, si tienes que vigilar con la tensión), comiendo un wok de verduras estaremos además aportando a nuestro cuerpo infinidad de vitaminas y nutrientes de altísimo valor, y en muy pocas calorías. Por eso, cuando vayamos a hacer un wok es importante comprar productos de calidad y de proximidad, para potenciar aún más el sabor y las propiedades naturales que nos va aportar el wok de verduras a nuestra dieta. Algunas de las verduras estrella de este plato son los pimientos de distintos colores, la cebolla, los brotes de soja y la zanahoria.

Además, ¡Es un plato muy sencillo!

Como hemos visto, el wok de verduras no tiene ningún ingrediente demasiado exótico ni difícil de encontrar, así que es un plato muy económico. Además, gracias a su versatilidad, podemos adaptarlo a todas nuestras preferencias y necesidades.

Tan sólo hay un pero: el wok. Si queremos sacar el máximo sabor de nuestras verduras, no habrá otro remedio que comprar un buen wok y, lo más importante, ¡cuidarlo bien! Un wok requiere atención, ya que debemos lavarlo mientras aún esté caliente, sin detergentes, y secarlo de inmediato.

1º Receta de verduras al wok:

  • Una cebolla entera.
  • Medio pimiento rojo.
  • Medio pimiento verde.
  • Dos zanahorias.
  • Medio calabacín.
  • Champiñones frescos (también puedes usar setas shiitake, boletus, oronja).
  • Pimienta negra molida.
  • Sal.
  • Aceite de Oliva virgen extra.

Elaboración:

  1. Corta todos los ingredientes en juliana (procura que tengan todos más o menos el mismo tamaño).
  2. Agrega un chorrito de aceite al wok y deja que el recipiente entero se caliente.
  3. Añade los ingredientes previamente troceados y saltea.
  4. Retira cuándo veas que la verdura está al dente.

Tip: Puedes agregar alguna proteína como la gamba, el pollo o el pavo al wok. También puedes acompañar las verduras al wok, con arroz blanco. Asimismo, puedes condimentar las verduras con especies a tu gusto.

2º Receta de verduras con salsa de soja:

 

Como hemos visto en otros artículos, las verduras variadas son en gran parte la base de la alimentación japonesa, y algo de lo que podemos aprender mucho para incorporar a nuestras dietas. Así mismo ocurre con la salsa de soja. ¿Y qué pasa si las juntamos? Pues que logramos algunas de las mejores y más saludables recetas de verduras con salsa de soja.

Si estás pensando en el típico wok de verduras, te vas a sorprender. Esta receta contiene zanahorias, rábanos y patata dulce (batata o moniato), aportando un extra de color y de salut a nuestra dieta.

Primero tenemos que cortar las verduras en dados, para luego saltearlas. Pero, en vez de saltearlas con con aceite de oliva, aceite de coco o mantequilla, lo vamos a hacer con una mezcla más asiática.

Así que primero vamos a mezclar a parte la salsa de soja con un poco de miel, aceite de sésamo, zumo de limón y jengibre al gusto. Esta mezcla la añadiremos después de saltear unos pocos minutos las verduras con sólo aceite de sésamo, para que queden un poco más blandas. Cuando añadimos la mezcla, esta se evapora casi al instante, así que lo tendremos cocinado muy rápidamente.

Para terminar de decorar el plato, podemos añadirle unas pocas hojas de shiso, y ya podemos disfrutar de este plato de verduras con salsa de soja bien sorprendente.

3º Receta la tempura, el manjar asiático:

Sin duda, al leer «verduras con salsa de soja», muchos habréis pensado en la tempura. Para hacerla en casa, tendremos que comprar harina especial para tempura en una tienda de productos asiáticos.

Una vez en la cocina, de nuevo tenemos que cortar verduras, esta vez en trozos más grandes. Podemos cortar berenjenas, pimientos, brócoli, calabacín y setas. Pasa las verduras ligeramente por la harina de tempura, y mételas en aceite de girasol muy caliente. Procura no saturar el aceite con muchas piezas a la vez.

Cuando las tengas todas fritas, ¡hay que comérselas rápido antes de que se ablanden! Eso sí, recuerda que los fritos no son el mejor compañero para una buena dieta, así que ¡no abuses mucho de la tempura!

 

Y tu, ¿ya has probado alguna vez de hacer un wok de verduras en casa? ?Tienes alguna receta original? ¡Compártela con nosotros!

 

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?