tsukune

Si hay algo versátil que gusta a casi todos es la albóndiga. Sabrosa, suave y esponjosa es nutritiva y contiene pocas calorías. Es un aliado ideal como plato principal fácil de preparar. La albóndiga gusta a los más pequeños de la casa y son muy agradecidas para los abuel@s. ¿Conoces a la albóndiga japonesa, el tsukune?

Tsukune es una albóndiga normalmente hecha a la brasa en brocheta. Elaborada con pollo y puerro principalmente, es muy nutritiva y baja en calorías. Las albóndigas también pueden ser hechas en la sartén, o al horno para facilitar su elaboración en casa.

 

New Call-to-action

 

Son habituales en los Hanamis, matsuris  y en puestos de comida callejera ya que su atractivo sabor la hace muy popular. La albóndiga japonesa “Tsukune” puede tomarse como aperitivo o como plato principal acompañado de arroz blanco, encurtidos y verduras salteadas.

 

Receta del tsukune, la albóndiga japonesa

Esta receta es apta para realizar con niños (siempre bajo supervisión de un adulto) ya que es sencilla y divertida. Pueden disfrutar manchándose las manos y conociendo de cerca la preparación de su propia comida.

Ingredientes:

Para dos personas:

  • 300/350 gramos de pollo picado finamente (se recomienda la parte del muslo).
  • 50 gramos de puerro.
  • 1 clara de huevo.
  • 1 chorrito de aceite de sésamo.
  • 1 cucharadita de fécula de patata.
  • ½ cucharadita de miso.
  • Pimienta.
  • Salsa teriyaki.
  • Sésamo.

Elaboración:

Esta receta es de muy fácil preparación, el tiempo de preparación es de unos 15 minutos y el de cocción 10 minutos. ¡Tsukune en 25 minutos!

  1. Pica el puerro muy finamente y reserva.
  2. Coloca la carne de pollo picada en un bol.
  3. Añade sal, aceite de sésamo, clara de huevo, miso y la fécula de patata. Amasa la mezcla.
  4. Agrega el puerro picado y la pimienta y sigue amasando.
  5. Cubre la mezcla con un plástico film y deja macerar en la nevera.
  6. Espolvorea una bandeja con harina (que quede todo cubierto, pero retirando el exceso).
  7. Forma bolitas de carne con la mano y ponlas en la bandeja para que se enharinen.
  8. Freímos las bolitas en la sartén. Retiramos el exceso de aceite con papel absorbente.
  9. Una vez fritas añadimos la salsa teriyaki y espolvoreamos con sésamo.
  10. ¡A disfrutar!

 

Tip: Las albóndigas tsukune pueden acompañarse de arroz blanco, verduras salteadas, ensalada, encurtidos… ¡Échale imaginación!

Tip 2: Si quieres que la albóndiga sea más ligera modera el consumo de la salsa teriyaki.

Las albóndigas de pollo resultan ventajosas ya que contiene menos calorías que las de carne de cerdo o ternera. Además, resultan útiles si queremos perder algún kilo de más ya que cada albóndiga solo contiene 45 calorías.

Las tsukune son muy populares en Japón, consumidas en fiestas, hanamis o izakayas. Es habitual que también la sirvan en puestos callejeros. ¿Por qué no consumirla en nuestra propia casa?

Puede ser un plato muy apropiado si estamos pensando en una cena ligera o queremos realizar una original barbacoa.

La gastronomía japonesa tiene una amplia variedad de platos a la brasa. Es habitual en las izakayas consumir una amplia variedad de brochetas elaboradas a la brasa mientras se toma una cerveza. Sería el equivalente al tapeo español.

¿Por qué no pruebas a preparar estas sabrosas brochetas? Su sencillez la convierten en accesible. ¿Quién ha dicho que no sabes cocinar un plato japonés?

 

New Call-to-action