tisana

La tisana o infusión es una bebida, que aporta múltiples beneficios terapéuticos. Su irremediable atractivo se basa en su agradable sabor y su accesibilidad. Sus elaboraciones e ingredientes para todos los gustos la convierten en la favorita de muchos. Alternar su consumo con el de café puede marcar la diferencia.

Todos a día de hoy nos preocupamos por nuestro bienestar. Es por eso que habituarnos a tomar una tisana al día, puede contribuir a mejorar nuestra salud. Podemos adaptar la tisana a nuestro gusto, en esto tenemos total libertad.

A las tisanas se les atribuye propiedades antioxidantes, depurativas, diuréticas, antiinflamatorias y digestivas, como pasa con el té verdeHierbas y raíces son los protagonistas de esta fácil elaboración. Tomarla en ayunas o después de las comidas nos ayudará a beneficiarnos de sus múltiples propiedades y beneficios.

En el siguiente enlace te podrás descargar gratuitamente una guía muy completa sobre las propiedades del té verde y como benefician estas a tu día a día.

New Call-to-action

¿Cómo preparar una tisana?

Basta con hervir los ingredientes en agua. Una vez lograda la ebullición, se apaga el fuego y se procede a dejar que la bebida repose.

¿Cuándo debo tomar una tisana o infusión?

Por la mañana en ayunas o después de la comida, son más beneficiosas. Por la mañana nos ayuda a depurar el organismo y a acelerar el metabolismo. Después de la comida colabora facilitando la digestión.

Beneficios de la tisana:

  • Antioxidantes: Colaboran contra el envejecimiento prematuro de la piel (té verde). Ayuda a renovar las células debido a que contribuye a acelerar el metabolismo.
  • Relajantes: A algunas hierbas consideradas medicinales (melisa, romero) se les atribuye propiedades sedantes o relajantes. Combaten con eficacia la irritabilidad, la ansiedad y el estrés.
  • Digestivas: Tomar tisanas después de las comidas contribuye a mejorar la digestión. Un gesto tan sencillo como este, puede ayudarnos evitando digestiones pesadas.
  • Depurativas: Limpiar nuestro organismo después de una comida copiosa es necesario y en ocasiones, vital. Tomar una tisana colabora a eliminar líquidos e impurezas.
  • Anti-inflamatorias: Algunas hierbas y raíces (jengibre) activan la circulación, actuando como anti-inflamatorio. Tomar una tisana o utilizar compresas empapadas del preparado sobre la zona afectada, colabora a combatir la inflamación.

Tipos de tisanas recomendadas por sus múltiples beneficios:

  • Té verde: Su fuerte poder anti-oxidante sobre el organismo es su mayor baza. Además, acelera el metabolismo, previene la caída del cabello y combate enfermedades degenerativas. Estimula el sistema inmunitario, combate la artritis y actúa como estimulante.
  • Manzanilla: Es valorada y utilizada principalmente por sus propiedades digestivas. Una tisana de manzanilla después de la comida, es muy beneficiosa para facilitar la digestión. Su suave sabor es un agradable punto final a cualquier comida.
  • Tisana de jengibre y limón: El jengibre es antiinflamatorio, digestivo y combate gripes y resfriados. El limón aporta múltiples vitaminas y minerales, además de estimular el sistema inmunitario, es cicatrizante y equilibra el sistema nervioso.

En un mundo tan ajetreado como el de hoy en día, beneficiarnos de un delicioso té verde, combatiendo así el estrés del día, se torna una excelente opción.

Teniendo en cuenta, la múltiple variedad de tisanas entre las cuáles podemos elegir y la infinidad de beneficios que conlleva su consumo, habituarnos a ellas es todo un acierto. ¿Cuál es tu tisana favorita? ¿En qué momento del día la disfrutas más? ¿Tienes alguna receta secreta que compartir con nosotros? ¿Algún truco? Comparte con nosotros tu opinión y buscaremos adaptar el contenido para satisfacer tus intereses. ¡Nos encanta adaptarnos a ti! 

New Call-to-action