UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Los tipos de miso que encontramos en Japón

tipos de miso

El miso es el ingrediente rey de la gastronomía japonesa. Tiene infinidad de usos y, además, mucha variedad, ya que hay distintos tipos de miso.

 

¿Qué es exactamente el miso?

El miso es un fermentado a base de soja, sal marina, cereales y arroz koji. El koji es el nombre japonés del hongo aspergillus oryzae, que se cultiva en el arroz y que provoca la deseada fermentación y el rico sabor de este ingrediente. Según los cereales, las proporciones de los ingrediente y, sobre todo, la fermentación, hay distintos tipos de miso.

 

New Call-to-action

 

En Japón llevan siglos usando las centenares de variedades de miso como un base instantánea de sabor que se le puede añadir a multitud de platos, cómo en el ramen. Además de su intenso sabor, el miso tiene infinidad de propiedades interesantes, y por eso, tradicionalmente, los japoneses lo toman incluso en ayunas, a primera hora, para activar el organismo y aprovechar toda la energía que aporta esta pasta rica en proteínas.

El miso es una fuente esencial de proteínas para muchos vegetarianos. Contiene mucha fibra, nutrientes y antioxidantes, además de cuidar y promover la flora intestinal. ¡Es un alimento muy completo!

 

Los tipos de miso

El miso más común es el que usa solamente soja para la base, pero se le puede añadir multitud de cereales, como el trigo o el mijo, y en distintas cantidades y proporciones. Otro factor importante es el tiempo que dure la fermentación, ya que intensifica más o menos el sabor y la textura final de la pasta.

Estos son los miso que encontramos en Japón con más frecuencia:

  • Blanco: hecho con soja y arroz blanco, con una fermentación de dos meses. De color claro, y de sabor dulce pero también salado. Muy versátil, se adapta a todo tipo de recetas, desde salsas y marinadas, hasta sopas.
  • Amarillo: muy similar al anterior, pero se alarga la fermentación, y el resultado es más fuerte e intenso.
  • Rojo: mucho más oscuro, debido a la alta proporción de soja que lleva la pasta y a una fermentación que se puede alargar hasta tres años. Ideal para platos consistentes, como caldos o cocidos.
  • Miso de cebada: conocido como Mugi y con un periodo de fermentación largo, mantiene el sabor y el aroma intenso de la cebada pero con toques más dulces.
  • Hatcho o Mame miso: se hace tan sólo a base de soja, con una fermentación de hasta tres años, y es muy oscuro. Desprende un olor muy intenso.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?