tés del mundo

El té es una de las bebidas más consumidas en oriente pero, también en todo el mundo. De hecho, casi cada región del planeta tiene sus propias variedades de té, ya sea porque se producen allí mismo o porque son importadas y adaptadas al consumo que se hace en cada lugar. De este modo, vemos que los tés del mundo son casi tan variados como los propios países.

A continuación, te presentamos algunos de los tés del mundo más famosos y reconocidos a nivel internacional:

Cinco tés del mundo con fama internacional

 

Té indio:

Uno de los países donde más té se consume es India. El té típico de este país es el negro, que además se consume acompañado de una gran cantidad de especias y leche. La manera más común de encontrarlo es condimentado con jengibre, albahaca, cardamomo, clavo y azúcar al gusto. Aunque se pueden encontrar diferentes versiones dependiendo del lugar de la India en el que nos encontremos.

Té moruno:

Otro de los tés del mundo que más fama ha adquirido a nivel internacional es el té moruno, que se consume ampliamente en todos los países de tradición musulmana.

 

New Call-to-action

 

Esta tipo de té se elabora a partir de té verde, generalmente con la variedad gunpowder. A este té verde se le añade hierbabuena fresca, que es lo que le aporta su sabor tan característico, y azúcar.

Té rojo chino o pu-erh:

Uno de los tés del mundo que procede de China y que más renombre ha adquirido en muchos países es el llamado pu-erh o, simplemente, té rojo. Este tipo de té se suele consumir directamente sin azúcar. Está caracterizado por su color rojo intenso, lo que determina que su nivel de oxidación se encuentra a medio camino entre el té verde y el negro. Este té se fermenta en barricas de bambú por un período de tiempo que suele ir desde los 2 a los 60 años, por lo que se pueden encontrar diferentes grados de intensidad.

Té inglés:

Aunque Reino Unido no es un país productor de té, constituye uno de los países donde más se consume esta bebida, costumbre heredada de la época colonial en Ceilán. El té ingles clásico es el té negro, que se suele consumir con limón y azúcar o, en otras ocasiones, directamente con un poco de leche. Así mismo, en el té que se suele tomar por la tarde, este se puede acompañar con diferentes especias, entre las que destacan la canela y el clavo.

Té verde japonés:

Como no podría ser de otra forma, en esta recopilación de algunos de los tés del mundo más famosos no podemos dejar fuera el té verde japonés, que, además de ser uno de los más consumidos a nivel internacional, es también uno de los que más beneficios tiene para la salud. Esto se debe a que es de los pocos que se consumen directamente sin azúcar, a lo que hay que sumar que, al tratarse de un tipo de té verde, constituye una fuente muy potente de antioxidantes. El té verde japonés lo podemos encontrar en diferentes variedades, algunas de ellas cuentan con hojas tostadas, como el houji cha y el genmai cha, lo que les aporta un sabor muy suave. Mientras que otras variedades en las que las hojas no son tostadas cuentan con un sabor más fresco, que puede recordar a la hierba, o incluso al bosque, como sucede en el caso del ryoku cha.

 

New Call-to-action