técnica de carrera

En el mundo del running, la práctica y la técnica son fundamentales. El objetivo principal de todo corredor es optimizar al máximo su rendimiento, aumentando la distancia recorrida o la velocidad a la vez que se minimiza la energía consumido. Para lograrlo, hay que perfeccionar la técnica de carrera.

Para mejorar la técnica, no hay suficiente con horas y horas de práctica tal cual. Por mucho que corramos más y más horas, nada nos garantiza que estemos perfilando nuestra técnica de carrera y que estemos trabajando todos los músculos que deberíamos. Para lograrlo, necesitaremos implementar a nuestra rutina runner una serie de ejercicios concretos para mejorar los tres pilares del esfuerzo físico: velocidad, fuerza y flexibilidad.

 

Ejercicios para mejorar la técnica de carrera

  • Carerra lateral: Un clásico de los calentamientos previos. Dando saltos lateralmente (juntando los tobillos en el punto más alto del salto), y moviendo los dos dos brazos hacia delante y hacia atrás.
  • Andar de puntillas y andar de talones. Lo más importante es levantar al máximo los talones y las puntas de los pies (respectivamente) y realizar pasos cortos. Prueba a realizar variaciones, girando los pies hacia dentro y/o hacia fuera.

 

New Call-to-action

 

  • Skipping hacia adelante y hacia atrás. Tan sencillo como correr elevando al máximo las rodillas (hasta la cintura), o tocando los talones con los glúteos.
  • Córrer a saltos cortos. A pensa flexionaremos las rodillas, y, de puntera, impulsando el cuerpo más hacia arriba en vez de hacia delante, y cargando el esfuerzo en los tobillos.
  • Rodilla arriba y codo atrás. A ritmo de zancada corta, elevaremos solo una rodilla, y llevaremos el codo del lado contrario hacia atrás, exagerando el movimiento al máximo. Repetimos con la rodilla y codo complementarios.

Si quieres mejorar aún más tu técnica, no te pierdas este detallado vídeo para aprender ejercicios.

Si te has quedado con ganas de mejorar aún más tu técnica de carrera, mira este otro vídeo.

 

Adecua la intensidad de los ejercicios

Según el objetivo concreto que te propongas, deberás optar por un entrenamiento específico, competitivo o uno de más básico. Si estás empezando, los ejercicios que te proponemos a continuación deberás realizarlos, por lo menos, un día a la semana, en una recta corta, de 30 metros.

Para los más experimentados, habrá que aumentar la distancia de cada recta en cada ejercicio, hasta los 50 metros, con recuperaciones lentas y más repeticiones. Será importante finalizar el entrenamiento con unos cuantos sprint.

Finalmente, los más expertos, simplemente necesitarán aumentar las distancias recorridas y el número de repeticiones.

 

New Call-to-action