UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

El té verde quema grasa: realidad o mito

té verde quema grasa

Uno de los beneficios que más se asocian al consumo de té verde y que hace que se considere una bebida que ayuda a adelgazar es que se considera que el té verde quema grasa. Sin embargo, ¿qué parte de esto es verdad y cuál es solo mito?

 

Té verde quema grasa: una bebida termogénica

Uno de los factores más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de que su consumo actúe como té verde quema grasa es que se trata de una bebida termogénica. Esto significa que es una bebida que es capaz de aumentar nuestra temperatura corporal, y esto se hace porque, efectivamente, aumenta el consumo de las calorías de nuestro organismo al aumentar, de forma natural, el metabolismo basal. En otras palabras, a partir de ciertas cantidades, el consumo de té verde es capaz de hacer que nuestro organismo consuma energía más rápido, lo que se manifiesta en un aumento de la temperatura corporal y en un aumento de las calorías que se tienen que quemar para conseguir alcanzar dicha temperatura.

 

Catequinas contra la grasa abdominal

De todas las partes donde se acumula grasa en el cuerpo, la grasa abdominal está considerada como una de las más peligrosas e insanas. Esto se debe a que, al estar ubicada en el abdomen, afecta de forma directa al correcto funcionamiento de múltiples órganos, desde el hígado al intestino, por lo que se trata de una grasa especialmente peligrosa y, al mismo tiempo, complicada de eliminar.

 

 

Los efectos del té verde quema grasa también se han podido comprobar y, en este caso, sus beneficios no se derivarían tanto de su acción termogénica como de su presencia de catequinas, unas sustancias presentes de forma natural en el té verde y que son capaces de reducir la grasa abdominal y la cantidad de triglicéridos en sangre.

 

¿Cuánto té verde hay que consumir?

Otro aspecto que hay que tener en cuenta a la hora de considerar el factor de que el té verde quema grasa es cuántas tazas de té hay que consumir para notar sus efectos. Por lo general, se ha llegado a la conclusión de que lo ideal serían entre 2 y 4 tazas al día. Esto significa que, para poder notar sus efectos quema grasa será necesario que el consumo de té verde se lleve a cabo de forma diaria y, por lo menos en una cantidad igual o superior a las 2 tazas por día.

 

Ayuda, pero no hace milagros

Uno de los problemas que suele surgir a la hora de hablar de la capacidad quema grasa del té verde es que se suele confundir esta capacidad natural del té con un sustituto de una vida sana. Hay que tener en cuenta que, por mucho té verde que tomemos, si no practicamos ejercicio de forma regular y llevamos una dieta equilibrada, no podremos notar sus efectos, ya que la quema de grasa y conseguir una figura saludable es una tarea que debe enfocarse desde todos los ángulos. En este sentido, el té verde va a ser un gran aliado por sus características quema grasa y por tratarse de una bebida con un gran potencial saludable gracias a sus antioxidantes. Sin embargo, es fundamental entender que es necesario combinar su consumo con un estilo de vida saludable para conseguir ver los resultados.

 

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?