té verde propiedades y contraindicaciones

El té verde es una de las bebidas más deliciosas y saludables que podemos tomar. Sin embargo, esto no hace que también presente una serie de contraindicaciones que deben ser tenidas en cuenta a la hora tomarlo. En este sentido, como suele suceder, lo más adecuado para hacer un consumo responsable será beberlo con moderación. De esta forma, se considera que tomar hasta 5 tazas de té verde al día no comportaría ningún inconveniente para la salud, mientras que un consumo de al menos 2 tazas al día será considerado lo perfecto a la hora de aprovechar todas sus ventajas.

 

Propiedades saludables:

Fuente de antioxidantes:

De todos los beneficios que se suelen mencionar del té verde, su alto contenido en antioxidantes es quizás el más conocido de todos. El té verde destaca por tener una gran cantidad de antioxidantes que actuar directamente en nuestro cuerpo neutralizando la acción de los radicales libres, lo que conlleva que nos ayude a combatir el envejecimiento prematuro y la oxidación celular.

 

New Call-to-action

 

Combate el colesterol LDL:

Por otro lado, otra de las grandes propiedades que aporta el consumo de té verde es que combate el colesterol LDL (el malo), esto hace que favorezca la salud cardiovascular y sirva para reducir el riesgo de infartos y otro tipo de cardiopatías relacionadas con el sistema circulatorio.

Ayuda a adelgazar:

Otra de las características que aporta el consumo regular de té verde es que ayuda a adelgazar. Esto se debe a que se trata de una bebida termogénica, es decir, aumenta nuestra temperatura corporal mediante un aumento del metabolismo basal, lo que significa que, en estado de reposo, quemamos más energía de forma natural. Esto conlleva un claro consumo de calorías, que es de donde se obtiene la energía que se quema.

 

Contraindicaciones:

Contiene cafeína:

El contenido de cafeína en el té verde es inferior que en el caso de otros tés como el rojo o el negro, y muy inferior si se lo compara con otras bebidas como el café. Sin embargo, el té verde tiene cafeína, y esto afecta a nuestro sistema nervioso. La forma correcta de usar este contenido en cafeína propio del té verde consistirá en consumirlo en los momentos del día en los que queremos estar activos (especialmente por la mañana), y evitar las últimas horas del día y los momentos antes de irnos a dormir. De esta forma, le daremos tiempo al organismo a eliminar la cafeína a través de la orina, y así no afectará a la calidad del sueño.

Aumenta la presión arterial:

Precisamente por su contenido en cafeína, el consumo de té verde aumenta la presión arterial, lo que es contraproducente para las personas que sufren de hipertensión de forma natural. En este sentido, resulta contradictorio que, gracias a sus propiedades a la hora de reducir el colesterol LDL sea una bebida recomendada para proteger el sistema cardiovascular y, al mismo tiempo, esté contraindicado para aquellas personas que padecen una de las enfermedades más comunes de este sistema. De este modo, nos encontramos con que se trata de una bebida que protege el corazón pero que, en el caso de las personas hipertensas, está contraindicado. Ante cualquier duda, lo mejor será siempre consultar con el médico de cabecera, que será la persona que, conociendo nuestro historial médico, sabrá aconsejarnos si se trata de una bebida apta para nuestro consumo.

Solo para adultos:

Otra contraindicación que se debe de tener en cuenta a la hora de consumir té verde es que se trata de una bebida que solo deben tomas las personas adultas, ya que, debido sobre todo a su presencia de alcaloides, está desaconsejada para niños pequeños y mujeres embarazadas.

 

New Call-to-action