UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Té verde o té rojo: ¿cuál es mejor de los dos?

té verde o té rojo

Dentro del mundo del té podemos encontrar una gran variedad de categorías de té y tipos diferentes dentro de cada categoría. Se puede considerar que, a grandes rasgos, las categorías de té se dividirían en colores, que irían desde el té blanco al té negro pasando por el verde, el rojo, el azul, etc.

Así mismo, dos de los tés más consumidos a nivel mundial son tanto el verde como el rojo, ya que ambos presentan una serie de características muy beneficiosas para la salud. Sin embargo, escoger entre té verde o té rojo dependerá más de características de cada momento que de una cuestión de sabor.

 

Diferencias en la elaboración

Cuando vayamos a escoger entre té verde o té rojo tenemos que tener en cuenta que son tés que, de entrada, se elaboran de forma diferente. En el caso de los tés verdes la hoja se toma de la planta cuando todavía está muy tierna. Después, se deja secar al sol y, aunque se puede tostar para conseguir un sabor más intenso, el té verde se caracterizaría por esta elaboración tan sencilla.

 

New Call-to-action

 

Por el contrario, para elaborar el té rojo se suelen tomar hojas más maduras de la planta. No obstante, lo más característico de la elaboración de este té es que, una vez que se han tomado las hojas, estas se preparan en una bola de hojas de té que se cubre con un papel o tela para protegerlo y se deja fermentar a baja temperatura y en unas condiciones concretas durante aproximadamente dos años. Esto hace que las hojas del té se oxiden y tomen ese color rojizo tan propio del té rojo. Pasado el tiempo estipulado, se secarían completamente las hojas y se prepararían para su comercialización.

 

Diferencias respecto a los antioxidantes

Uno de los elementos más beneficios del consumo de cualquier tipo de té es su contenido en antioxidantes, unas sustancias naturales que combaten el envejecimiento prematuro. Una de las diferencias más importantes a la hora de escoger entre té verde o té rojo radica precisamente en este elemento. El té rojo, al sufrir un proceso de oxidación durante su elaboración, pierde una cantidad importante de estos antioxidantes y, si bien es cierto que sigue conservando un número considerable, el té verde posee mucha más cantidad de antioxidantes, así como de mejor calidad que los que están presentes en el té rojo.

 

Desintoxicante y termogénico

Otras de las características más importantes de cualquier tipo de té es su capacidad para desintoxicar el cuerpo de las toxinas que se acumulan en la sangre y su capacidad de aumentar la temperatura corporal, lo que lo convierte en una bebida termogénica que, entre sus principales ventajas, destaca que ayude a quemar grasa con mayor rapidez, de lo que se deriva su efecto adelgazante. En este sentido, tanto si tomamos té verde o té rojo vamos a tener unos efectos muy similares, ya que en ambos casos los beneficios que ofrecen un tipo y otro son muy parecidos.

 

Contenido de cafeína

Finalmente, otra de las características de estos tés y que hacen que tomar té verde o té rojo pueda ofrecer diferencias es su contenido en cafeína. Ante todo hay que tener en cuenta que el té es una bebida que siempre tendrá cafeína, ya que la produce de forma natural en la planta. Sin embargo, la concentración que presentan uno y otro no es la misma. De hecho, una taza de té rojo puede llegar a tener hasta tres veces más cafeína que una taza de té verde. Esto se debe en parte al proceso de fermentación y oxidación al que se ve sometido durante su elaboración, que hace que su contenido en cafeína sea mucho más concentrado que en el caso del té verde.

 

Conclusiones: ¿es mejor tomar té verde o té rojo?

En realidad, no se puede hablar de mejor o peor en términos generales, ya que cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Como hemos visto, ambos tés son buenos ayudantes a la hora de desintoxicar el organismo y cuando se trata de adelgazar. Sin embargo, si queremos retrasar el envejecimiento gracias a su efecto antioxidante, lo mejor sin duda será tomar té verde. Así mismo, si lo que queremos es mantenernos más activos por el efecto de la cafeína, lo mejor será decantarse por el té rojo.

De hecho, ambas variedades de té son buenas para la salud. De este modo, lo más inteligente será combinarlas de forma inteligente para aprovechar al máximo sus propiedades. Por ejemplo, será una buena idea tomar té rojo cuando tengamos sueño y queramos mantenernos despiertos. Así mismo, tomar una o dos tazas de té verde a diario nos ofrecerá un aporte de antioxidantes que nos ayudará a mantenernos más jóvenes y sanos durante más tiempo. De esta forma, lo más aconsejable será consumir los dos según la ocasión y el momento del día, lo que hará que, además de aprovechar al máximo sus propiedades, también podamos disfrutar de una de las bebidas que más variedad y riqueza de sabores nos puede ofrecer.

 

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?