té verde o té negro

Una de las dudas que pueden surgir a la hora de escoger entre un tipo de té u otro, es si es mejor el té verde o té negro. De hecho, a pesar de que estos dos tipos de tés son los más comunes, no podemos olvidar que también existen otras variedades intermedias, como son el té azul o el té rojo. Sin embargo, más allá de estos otros tipos, es cierto que el té verde y el té negro son los dos que más se consumen con diferencia. No obstante, ¿sabes qué diferencia a uno y otro? ¿Sabes qué ventajas tiene cada uno? Y, en definitiva, ¿te conviene más tomar té verde o té negro?

 

¿Qué caracteriza cada uno de estos tés?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que se trata de la misma planta en ambos casos (Camellia sinensis). De esta forma, lo que diferencia al té verde del té negro no es la planta de la que se obtiene cada uno de los tés, sino los tratamientos que estos reciben y el momento en el que se recolectan las hojas de cada uno, que serán los elementos que darán a cada uno de los tés su propia personalidad y sus propias ventajas.

 

New Call-to-action

 

En realidad, a la hora de escoger entre té verde y té negro deberemos tener en cuenta qué beneficios queremos obtener en cada caso. De hecho, lo más inteligente no será descartar ninguno de los dos, ya que ambos tienen ventajas, sino adecuar nuestro consumo a aquello que más nos interese en cada momento.

 

Por su contenido en cafeína: té verde o té negro

Uno de los aspectos que caracteriza al té verde es que sus hojas se recogen muy pronto de la planta del té, lo que influye en que sea uno de los tés que menos cafeína contiene. Por el contrario, el té negro se elabora con las hojas del té más antiguas de la planta, lo que le aporta una cantidad mayor de cafeína.

De este modo, si lo que queremos es obtener una buena dosis de cafeína para despertarnos, será más recomendable decantarse por el té negro. Mientras que si queremos consumir té a partir de mediodía, la mejor idea será escoger variedades de té verde, que son las que menos contenido de cafeína tienen y no influirán en la calidad del sueño.

 

Por su nivel de antioxidantes: té verde o té negro

En este aspecto también hay que tener en cuenta el momento en el que se recogen las hojas de la planta para elaborar cada uno de los tés. El hecho de que las hojas del té verde se recolecten antes que las del té negro va a beneficiar de forma considerable su nivel de antioxidantes, aportándole mayor cantidad y variedad de estos frente al té negro. De hecho, el té negro tiende a perderlos tanto por la antigüedad de la hoja como por causa de los procesos de oxidación a los que se somete posteriormente durante su elaboración.

De esta manera, cuando lo que busquemos en el té sea beneficiarnos de sus antioxidantes, la mejor elección sin duda será escoger variedades de té verde, ya que el nivel de estas sustancias que nos protegen contra los radicales libres del ambiente son considerablemente superiores en el té verde que en el negro.

 

New Call-to-action