UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Té verde e hipertensión: ¿qué hay que saber al respecto?

té verde e hipertensión

El té verde es una de las bebidas más populares en todo el mundo gracias a sus múltiples beneficios para la salud y a su sabor delicioso. Sin embargo, es importante tener en cuenta que se trata de una bebida que contiene cafeína, una sustancia alcaloide natural presente en algunas plantas que tiene la característica de estimular el sistema nervioso central, lo que también afecta al sistema cardiovascular. Entonces, ¿se debería tomar té verde en el caso de padecer hipertensión? Vamos a ver esta estrecha relación entre el té verde e hipertensión.

La hipertensión es una enfermedad del sistema cardiovascular que se caracteriza por una presión excesivamente alta de la sangre sobre las paredes de las arterias. La hipertensión en sí misma no tiene efectos dañinos sobre la salud, pero sí que constituye un peligro a la hora de provocar infartos y hemorragias, lo que constituye un riesgo elevado para la salud, de modo que es una enfermedad que debe ser tratada y controlada por el médico de cabecera de forma constante y continuada.

 

Té verde e hipertensión: ¿Cómo afecta?

El té verde es una bebida muy saludable y que, de hecho, su consumo puede contribuir a la reducción del colesterol LDL (el malo) en las paredes de las arterias, lo que ayudaría a combatir la hipertensión. Sin embargo, la presencia de cafeína hace que su consumo pueda aumentar la presión sanguínea, por lo que, en el caso de las personas con hipertensión, su consumo debería ser moderado.

 

New Call-to-action

 

¿Todos los tés afectan por igual a la hipertensión?

Hay que tener en cuenta que, en realidad, el té no se lo que afecta negativamente a la hipertensión, sino la cafeína presente en cada uno de los tés. De este modo, cuanta menos presencia de cafeína tenga el té en cuestión, más recomendado será para personas con hipertensión. De hecho, de todos los tés que se pueden encontrar, el té verde es uno de los que menos cafeína presentan, mientras que los tés rojos y negros son los que contienen un nivel más alto debido a los procesos de fermentación a los que son sometidos durante su elaboración.

Así, té verde e hipertensión no tienen porque ser conceptos contrapuestos. De hecho, si se quiere optar por tés con un contenido todavía más bajo en cafeína, lo mejor serán los tés verdes tostados, cuyo nivel de cafeína se reduce considerablemente en comparación con las variedades no tostadas. En este sentido, las variedades Houji Cha y Genmai Cha serían las más recomendables, ya que presentan todos los beneficios del té verde pero no las posibles contraindicaciones que se derivarían de un alto contenido en cafeína.

 

La importancia de una vida saludable

En cualquier caso, hay que considerar que la hipertensión es una enfermedad importante y que requiere ser tratada por un médico. Hay que tener en cuenta que las enfermedades cardiovasculares tienen múltiples factores en su aparición y desarrollo. De hecho, la importancia de llevar una vida saludable, realizar actividad diaria que evite el sedentarismo y el sobrepeso, llevar una dieta saludable y equilibrada, moderar el consumo de alcohol y evitar hábitos como el tabaquismo, constituyen un elemento fundamental a la hora de evitar y controlar la hipertensión. En cualquier caso, ante cualquier duda, lo mejor será siempre consultar con nuestro médico de cabecera, que será la persona más indicada para aconsejarnos sobre cualquier aspecto relativo a la hipertensión, ya que tendrá en cuenta nuestras características personales y nuestro historial médico.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?