UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Tomar té verde después de comer

té verde después de comer

El té no sólo se toma al levantarse, en ayunas, o a media tarde, como los ingleses. De hecho, hay mucha gente que incluso lo toma antes de irse a la cama. Vamos a ver por qué tomar té verde después de comer es una de las mejores maneras de disfrutar de esta bebida caliente.

El té verde contiene muchas propiedas beneficiosas para el cuerpo humano. No es, pues, ninguna sorpresa que el consumo de té verde para mejorar la digestión se remonta muy atrás en la historia de la humanidad. Ya en la Antigüedad, en la India y en China era recetado por los médicos para tratar enfermedades digestivas. Y por eso hoy en día lo encontramos como una opción muy frecuente en los restaurantes, al finalizar la comida, como una alternativa mejor al café.

 

Porqué tomar té verde después de comer

Porque mejora la digestión, estimulando mucho la circulación gracias a sus  antioxidantes. Eso significa que, si bebemos una taza de té verde, los nutrientes se repartiran mejor por todo el organismo, y así aprovecharemos más y mejor sus propiedades.

 

New Call-to-action

 

El té verde también estimula el flujo de los jugos gástricos del estómago, por lo que agiliza la digestión de las comidas.  Los polifenoles y las catequinas presentes en una taza de té verde, además de aportar propiedades antioxidantes muy interesantes, además pueden actuar de forma similar a la fibra, de modo que facilitan la digestión y a la eliminación de los excesos de la comida.

En general, podemos decir que es bueno tomar una taza de té verdé después de la comida, ya que la bebida caliente facilita la digestión y previene la absorción excesiva de grasas.

 

Los beneficios de sus propiedades diuréticas

El té verde, además, es diurético. Algunas personas creen que las propiedades diuréticas son indeseadas, y que sería mejor evitarlas. La verdad es que las sustancias diuréticas pueden llegar a ser perjudiciales, pero, en el caso del té, deberíamos tomar más de diez tazas de golpe para que hubiera algún riesgo. Y, cuando más bebes, esa cantidad mínima aumenta todavía más, ya que el cuerpo crea tolerancia a la cafeína que contiene el té verde.

Por lo contrario, el té verde nos ayudará a activar el metabolismo y a mejorar el rendimiento de nuestro organismo. Por esta misma razón, al beber té verde también se queman más grasas más fácilmente. Con la absorción de energía más eficaz, también se mejora el conjunto del sistema digestivo. Eso incluye la filtración de las toxinas (y de las grasas quemadas), una buena manera de ayudarte a adelgazar.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?