té verde contraindicaciones

El té verde es una bebida fantástica y que nos da energía y nos aporta una gran cantidad de fitonutrientes y de antioxidantes que protegen nuestro cuerpo contra el envejecimiento prematuro. Sin embargo, como cualquier alimento o bebida, debe consumirse en las cantidades adecuadas para que su acción sea la deseada. De este modo, además de sus múltiples beneficios para la salud, el té verde también tiene una serie de contraindicaciones que es importante que conozcamos para que podamos hacer un consumo responsable y beneficiarnos de todas sus propiedades sin riesgos. Té verde; contraindicaciones y precisiones:

 

Té verde contraindicaciones: ¿Cuánto es demasiado?

Lo primero que hay que tener en cuenta es qué cantidad de té verde es la adecuada, y esto es, para un adulto, no más de 5 tazas al día. Como se puede ver, se trata de una cantidad bastante grande, ya que la mayoría de las personas que toman té verde suelen hacerlo una o dos veces al día, lo que supone no superar las 2 tazas de media.

 

Cafeína: en el punto de mira

Las principales contraindicaciones que se derivan de un consumo excesivo de té verde vienen definidas por su contenido de cafeína. No debemos olvidar que el té verde tiene cafeína y que, aunque la tiene en menor cantidad que otras bebidas como el café, un consumo excesivo de cafeína va a afectar de forma directa a nuestra salud.

 

New Call-to-action

 

La cafeína es una sustancia vasoconstrictora y estimulante, lo que hace que pueda afectar negativamente a las personas que sufren hipertensión e insomnio. La cafeína aumenta el ritmo cardíaco y, con él, la presión arterial. Esto hace que las personas con hipertensión deban consumir cafeína de una forma moderada, lo que incluye el té verde.

Por otro lado, no se debe olvidar que la cafeína es una sustancia que se utiliza para principalmente para mantenerse despierto y concentrado gracias a su capacidad de activar el sistema nervioso y mantenernos alerta. Sin embargo, esta característica, que por las mañanas es una ventaja, por las noches se puede convertir en un problema. Por ello, es importante consumir el té verde en las cantidades diarias recomendadas, así como intentar hacerlo por las mañanas, evitando las horas antes de irnos a dormir.

 

Una bebida solo para adultos

Otro aspecto que hay que tener en cuenta que es, precisamente por su presencia de alcaloides (entre los que se encuentra la cafeína), su consumo no está recomendado para los niños pequeños. Esto incluye a las madres embarazadas, ya que su consumo afectaría también al bebé.

Como se puede ver, al igual que sucede con todas las cosas en la vida, la forma correcta de consumir el té verde pasa por un consumo que busque el justo medio. Conociendo las contraindicaciones que tiene, podremos escoger los mejores momentos para tomarlo y, de este modo, beneficiarnos de todas sus propiedades sin tener que renunciar a una bebida que, además de sana, está buenísima.

 

New Call-to-action