té verde con jengibre

El jengibre es y ha sido siempre uno de los mejores remedios naturales. Miles de culturas de todo el mundo lo han usado a lo largo de toda la historia. Así que, sin ningún lugar a dudas, es uno de los acompañantes más interesantes para el té verde, otra de las infusiones con más interés para la salud. Vamos a ver las propiedades y usos del té verde con jengibre.

 

Propiedades del jengibre

El jengibre, por si sólo, ya contiene muchisimas propiedades beneficiosas.

  • Es altamente diurético, por lo que puede resultar muy útil para perder peso.
  • En la misma línia, también estimula la quema de grasas porque acelera el metabolismo.
  • Es digestivo: no sólo mejora y aligera las digestiones, también ayuda a absorber mejor los nutrientes.
  • El jengibre es un poderoso antioxidante, además de mejorar la circulación sanguínea.
  • Muy útil como anti-inflamatorio natural. Ayuda a combatir la artitris, el reuma, los dolores menstruales, y refuerza las defensas durante resfriados y catarros.
  • Es también un remedio eficaz para paliar mareos, náuseas, vértigos y vómitos.
  • Actúa como antidepresivo de forma natural, y es efectivo para reducir el estrés.

Por todas estas propiedades, la infusión de jengibre, sin nada más, ya resulta interesante por si sola.

 

Té verde con jengibre: una mezcla muy potente

El té verde con jengibre es una mezcla con infinidad de beneficios para el organismo. Una taza de esta infusión contiene muchísimos antioxidanes, y, a la larga, su consumo habitual ayudará a fortalecer el sistema inmunológico.

 

New Call-to-action

 

Para empezar, es ideal para limpiar la boca y las encías de bacterias indeseables. Es sin duda un bálsamo para el corazón y las arterias, porque ayuda a regular la presión, a la vez que estimula el organismo tanto a nivel celular como anímico.

Un té verde con un poco de limón y jengibre resulta ideal para tomarlo una mañana de resaca, ya que protege y estimula la actividad del hígado.

Para preparar té verde con jengibre, primero calentaremos el agua justo hasta justo antes del punto de ebullición, y la retiraremos. Por cada litro de agua, tan sólo serán necesarios un par de centímetros de ralladura de jengibre (cuánto más fresco sea, mejor). Hay que dejar reposar el jengibre en el agua caliente por lo menos cinco minutos. Por eso lo incorporaremos antes que el té, ya que el té verde ganará amargor si lo dejamos reposar demasiado tiempo.

 

¿Se puede beber té verde con jengibre a diario?

El jengibre, en exceso, puede llegar a ocasionar malestares estomacales. Sin embargo, esto sólo ocurre en grandes cantidades, así que un par de tazas a diario no llegará a provocar estos efectos secundarios no deseados.

 

Cultiva tu propio jengibre en casa para tenerlo siempre a mano

  • Sólo con que compres un trocito del jengibre, ya puedes cultivar en casa tu propio tubérculo.
  • Pon el jengibre dentro de una maceta cubierto de tierra. Recuerda que no le gusta la luz y que necesita mucha humedad.
  • Riégalo a diario. Una vez que salgan los tallos y las hojas, tendrás que esperar unos 8 meses, para cosechar.
  • Una vez que la planta comience a secarse, estará lista para la cosecha. Deja que se seque del todo, no la riegues. Una vez se haya secado totalmente, estará lista para la cosecha.
  • Recuerda guardar un pedacito para volver a cultivar. Así siempre tendrás tu propio jengibre y evitarás cantidades astronómicas por este bien preciado.

 

New Call-to-action