té verde antes de dormir

Uno de los grandes problemas que puede plantear el té para muchas personas es su contenido en teína y cómo influye su consumo a la hora de dormir. Es importante tener en cuenta que no todos los tés tienen la misma cantidad de teína y, precisamente por esto, habrá unas variedades más recomendadas que otras si se va a consumir por la noche. De hecho, el que menos influirá en la calidad del sueño será el té verde antes de dormir. Sin embargo, incluso dentro de los tés verdes habrá diferentes tipos que serán más o menos adecuados.

 

Té verde antes de dormir: ¿sí, o no?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que a cada persona le afecta de un modo diferente. En este sentido, es importante que conozcamos nuestro propio cuerpo y sepamos de qué manera nos va a afectar el consumo de teína o cafeína por la noche. De este modo, habrá personas que puedan conciliar el sueño sin ningún problema, mientras que para otras puede suponer pasar toda la noche en vela.

 

New Call-to-action

 

El té es una planta que contiene teína de forma natural. La teína es una sustancia que activa nuestro sistema nervioso, lo que puede ser muy útil cuando es consumido a primera hora del día o cuando necesitamos un aporte extra de energía. Sin embargo, no todos los tés contienen la misma cantidad de teína. De hecho, tanto el té rojo como el negro son las dos variantes que cuentan con niveles de concentración más elevados a causa de los procesos de fermentación que se usan en su elaboración.

De este modo, el té verde será de los que menos niveles de teína presente, ya que no está sometido a estos procesos de fermentación sino que la hoja se deja secar directamente al sol. Así, tomar té verde antes de dormir no afectará tanto a la capacidad de descanso como si se hiciera con otras variedades de la misma planta pero que hayan sido sometidas a procesos de fermentación.

 

¿Cualquier variedad de té verde antes de dormir?

Sin embargo, si queremos disfrutar de una taza de té por la noche o después de cenar, otro aspecto que tendremos que tener en cuenta es que no todos los tés verdes son iguales. A pesar de que el té verde de por sí sea de los tés más bajos en teína, es importante tener en cuenta que si se le aplica una serie de tratamientos este contenido todavía será más bajo.

Existen dos opciones para reducir la concentración de teína. Por un lado, se puede optar por lavar las hojas del té verde antes de consumirlo. Si las hojas se dejan en reposo en agua durante una hora, una gran parte de su contenido en teína pasará a dicho agua. Después, se desechará esta agua y se procederá a hervir el té para obtener la infusión que sí que se consumirá, que será muy baja en teína.

Por otro lado, si en lugar de mojar las hojas lo que se hace es tostarlas ligeramente, se consigue que una gran parte de la teína se evapore, reduciendo su presencia en las hojas que luego serán usadas para la elaboración de la bebida. Al mismo tiempo, estoe proceso las dotará del sabor tan particular que tienen los tés tostados. Un sabor algo más denso y a la vez más suave, ideal para consumirlo solo o, incluso, acompañando alguna comida.

De este modo, tomar té verde antes de dormir será una opción perfectamente posible y que no afectará a la calidad del sueño si sabemos escoger la variante adecuada. En este sentido, los tés más recomendados serán houji cha y genmai cha, dos variedades de té japonés elaboradas a partir de hojas de té verde tostado que, además de tener un contenido en teína muy bajo, cuentan con un sabor realmente exquisito.

 

New Call-to-action