té sencha

La variedad de tés que se pueden encontrar en Japón es bastante amplia, y esto hace que sea un punto de referencia de la cultura del té a nivel mundial. Uno de los más consumidos durante todo el año es el té sencha, que se caracteriza por ser elaborado sin triturar las hojas.

 

El té sencha se caracteriza por la forma cilíndrica de sus hojas

Té sencha significa “té cocido”, y hace referencia a su proceso de elaboración. Primero se cuece durante un tiempo que varía entre los 15 y los 45 segundos aproximadamente. Esto permite proteger la hoja para que no se oxide y dure en buen estado durante más tiempo. Después, las hojas son enrolladas y se secan, y es entonces cuando toman la típica forma cilíndrica. De hecho, el té sencha  puede llegar a tener un aspecto que se asemeja al de tallos o pequeñas ramitas de té, pero en realidad se trata de hojas de té verde que toman ese aspecto debido precisamente a esta forma tan peculiar de elaboración.

 

New Call-to-action

 

Además, este paso de la cocción también influye en el sabor de este tipo de té, que obtiene un aroma y una textura en boca mucho más vegetal que otras variedades de té verde. De hecho, hay quien llega a comparar su olor con el de la hierba recién cortada o incluso con el de las algas, tan usadas en la cocina nipona.

 

Exquisitez y popularidad

Esto hace que sea una variedad de té exquisita, pero que no gusta de primeras a todos los paladares, aunque cuando se llega a memorizar su sabor puede llegar a convertirse en una de las variedades más apreciadas para los amantes del té.

El té sencha es uno de los más populares en Japón, ya que se consume a lo largo de todo el año. La manera habitual de prepararlo es a partir de una cucharada, o cucharada y media y se quiere un sabor más intenso, por litro de agua y a 80 ºC. Se deja reposar un minuto y ya está listo para consumir. No obstante, durante los meses más fríos se toma caliente, mientras que en los meses de verano se deja enfriar más tiempo para que constituya una variante más refrescante.

 

Muchos beneficios para la salud

Más allá de que se trata de un té delicioso y muy popular, el té sencha también cuenta con una serie de beneficios para la salud que lo convierten en una bebida que deberíamos incorporar en nuestro día a día de forma habitual. No podemos olvidar que se trata de un té verde, que constituyen las variedades de té que presentan un mayor número de propiedades antioxidantes para la salud precisamente al evitar los procesos de oxidación y fermentación presenten en otras variedades de té. Esto hace que el té sencha sea una fuente de antioxidantes muy importante, especialmente en lo que se refiere en polifenoles y catequinas, que son dos antioxidantes conocidos sobre todo por su acción a la hora de prevenir diversos tipos de cánceres.

Además, como todos los tés verdes, se trata de un alimento que nos ayuda a reducir los niveles elevados de colesterol y triglicéridos, por lo que favorece una buena salud cardiovascular, que a su vez constituye uno de los puntos fundamentales a la hora de disfrutar de una buena salud general en todo el cuerpo.

Finalmente, no se debe olvidar que se trata de un té, lo que hace que contenga cafeína. Sin embargo, al tratarse precisamente de un té verde, su contenido en cafeína es moderado, lo que lo convierte en una bebida más equilibrada que el café o los tés más oscuros pero, al mismo tiempo, capaz de aportarnos la energía necesaria para afrontar la actividad del día a día.

 

New Call-to-action