tatami japones

Comer sobre un tatami japonés es una experiencia única que forma parte de la idiosincrasia del pueblo nipón. Existen normas que hacen de la experiencia una forma de comer sofisticada y única.

¿Has comido alguna vez sobre un tatami?

El tatami japonés es una estera gruesa hecha tradicionalmente de paja de arroz. Esta está recubierta de junco japonés y los bordes están rematados con tela brocada.

El tatami tiene una gran importancia histórica. Actualmente, aún se utiliza el tatami como unidad de medida para la superficie habitable de habitaciones o casas.

 

New Call-to-action

 

El tatami nació durante el período Heian con el fin de sentarse cómodamente aislándose del suelo. Debía ser apilable y poder doblarse. Su uso se extendió entre la aristocracia, pero hasta el siglo XVII no fue de uso popular.

 

Curiosidades sobre el tatami japonés:

  • El tatami se ha usado también en el campo de las artes marciales para acolchar el suelo y suavizar caídas. Pero también como objeto decorativo en restaurantes japoneses. El uso del tatami en restaurantes sirve para aportar confortabilidad y confianza.
  • El tatami no debe ser pisado con los zapatos puestos. Lo más común es quitarse los zapatos y pasar al tatami descalzos o en calcetines. Una vez en el tatami es habitual sentarse con las plantas de los pies pegadas a los glúteos y con las piernas cerradas.
  • El tamaño de un tatami japonés varía según la región de la cual provenga. Los más grandes proceden de Kioto y los más pequeños de Tokio. En el medio se encuentran los que provienen de Nagoya.
  • Los tatamis no deben colocarse en forma de cruz porque atraerían a la mala suerte.
  • Se afirma que los tatamis ionizan el ambiente debido a que la paja de arroz está viva y el proceso de secado sigue realizando su proceso de fotosíntesis. Por ello libera oxígeno a la atmósfera e ioniza el ambiente.
  • El igusi o esterilla que recubre el tatami tiene la propiedad de repeler el polvo.

Comer sobre un tatami japonés:

Comer sobre un tatami japonés es una experiencia única como lo es dormir sobre un tatami y un futón. Son costumbres típicas de los japoneses quiénes están en constante unión con la naturaleza y arraigo con la tierra.

Es común que para un occidental la postura que debe adquirirse para comer sobre un tatami resulte algo incómoda. Sin embargo, es posible ladear la postura para que sea más apta y agradable y no suponga una molestia durante la comida.

El tatami también es un habitual de las casas de té. Los tatamis son imprescindibles durante las ceremonias. El té verde es habitualmente el protagonista junto a distintos dulces o wagashis. Los wagashis están elaborados con mochi (pasta de arroz glutinoso) y anko (pasta endulzada de judías azuki).

Comer sobre un tatami se trata de una grata experiencia. El contacto con el suelo nos une a la naturaleza y nos recuerda la necesidad de ser humildes debido a la vulnerabilidad y fragilidad de la vida humana.

El tatami es una pieza indispensable de la cultura japonesa y su significado y uso es muy revelador de la idiosincrasia del pueblo japonés.

 

New Call-to-action