UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Shoyu ramen: el ramen más emblemático

shoyu ramen

Como sabrás, el ramen es una de las delícias más emblemáticas de la gastronomía “take away” japonesa. De entre todos los tipos de ramen que podemos encontrar en Japón, uno de los más comunes es el shoyu ramen.

Desde hace ya más de cien años, el shoyu ramen es uno de los platos más fáciles de encontrar en Japón, y una apuesta asegurada para disfrutar de su gastronomía.

 

New Call-to-action

 

Juntamente con el ramen de miso, de shio y el tonkotsu (a base de huesos de cerdo), son los cuatro tipos de ramen más comunes.

 

¿Qué lleva el shoyu ramen?

La más elemental del shoyu ramen es, claro está, la base de shoyu. El shoyu es, en pocas palabras, salsa de soja concentrada. Es el responsable de darle ese toque salado único y característico al caldo marrón del ramen.

El shoyu ramen es característica de la región de Kanto: es decir, por los alrededores de Tokio.

Tradicionalmente, esta base salada de soja se acostumbra a mezclar con caldo de pollo y marisco, aunque también se puede encontrar variedades con caldos de ternera o de cerdo.

 

Ingredientes para el shoyu ramen

Estos son los mínimos ingredientes que vas a necesitar para cocinar un buen ramen de shoyu.

  • Media taza de base de soja reducida (el ya mencionado shoyu)
  • Panceta de cerdo (para el topping)
  • Huevos
  • Fideos ramen
  • Vinagre mirin
  • Un poco de sake
  • Alga kombu
  • Huesos de pollo
  • Puerros
  • Ajos
  • Jengibre
  • Cebolla

 

Receta shoyu ramen

Calentamos hasta hervir el agua para el caldo en una olla, y le añadimos los huesos de pollo. Poco después, añadimos también el puerro (sólo las hojas verdes), ajos (al gusto), cebolla y un trozo de jengibre. Debemos mantenerlo en la olla a presión por lo menos una hora, y luego dejamos enfriar.

Mientras tanto, pasamos la panceta en una sartén hasta dorarla. Cuando el caldo esté frío, le añadimos la carne dorada y lo volvemos a calentar media hora más, para mezclar bien todos los sabores.

En otro cazo, a fuego lento, llevamos al punto de ebullición la salsa de soja, el sake y el mirin.

A la vez, podemos hervir los huevos (unos seis minutos, ¡no más!) en un recipiente con agua y vinagre. Cuando estén hervidos, lo mejor es dejarlos pelados y en remojo en la mezcla de soja y mirin cuanto más tiempo mejor (¡incluso un día antes!).

De la misma forma, dejaremos maridar la panceta (primero, claro está, la retiramos de la olla) en la misma salsa. De nuevo, cuanto más tiempo, más sabor absoverá, pero por lo mínimo hay que dejarlo reposar más de media hora.

Por último, cocinamos los fideos ramen. Ten en cuenta que la cocción es rápida, ¡porque sino te quedarán muy blandos!

Finalmente, emplatamos en un bol. Primero un par de cucharadas de la salsa shoyu, luego los fideos y el caldo hasta cubrirlos, y por último los toppings. Un trozo de panceta cortada, medio huevo, algo kombu o nori… https://blog.umaicha.com/shoyu-ramen-el-r…-mas-emblematico/

Si quieres probar otra receta de ramen, no te pierdas este otro artículo.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?