templos de Tokio

Uno de los muchos atractivos que podemos encontrar en la capital japonesa son los templos de Tokio. La mayoría de los templos de Tokio, y los que son más famosos, son templos sintoístas o budistas, las dos religiones más practicadas en el país. Aunque la ciudad ofrece una gran cantidad de santuarios que visitar, algunos de los que no te puedes perder son los siguientes:

 

Santuario Meiji Jingu

Este es un templo sintoísta dedicado a los espíritus del Emperador Meiji y a la emperatriz Shoken, su esposa. Se trata sin duda de uno de los templos de Tokio más conocidos y famosos, no solo por estar dedicado a uno de los emperadores que más repercusión han tenido en la historia japonesa, sino también por el gran tamaño del santuario, que entre las edificaciones y los jardines tiene una superficie superior a los 2,5 kilómetros cuadrados. Entre los elementos más atractivos con los que cuenta caben destacar dos museos, una casa de té y el famoso jardín de los lirios.

 

Templo de Sensoji

En este caso estamos ante el templo budista más antiguo de todo Tokio, ya que según la leyenda su construcción dataría del siglo VII. En realidad, solo una parte del edificio es original, ya que durante la Segunda Guerra Mundial fue bombardeado y tuvo que ser restaurado posteriormente.

New Call-to-action

 

No obstante, esto no le quita belleza. Está dedicado a Kannon, la deidad de la misericordia, y fue construido precisamente en esta ubicación después de que dos hermanos encontrasen justo en el lugar donde se levanta una estatua de este dios, lo que fue interpretado como el deseo de que aquel lugar se convirtiera en un reciento sagrado.

 

Tsukiji Hongwanji

Este templo es uno de los más visitados en Tokio gracias a su buena ubicación, céntrica y junto a la estación Tsukiji. Se trata de un santuario budista que data de 1617, aunque fue reconstruido en 1657, después de que gran parte de su estructura fuera consumida a causa de un incendio. Se trata de uno de los mejores ejemplos de arquitectura japonesa influenciada por el estilo artístico del sudeste asiático, por lo que al visitante suele recordarle a los ejemplos de arquitectura religiosa que se pueden ver en países como Tailandia o Vietnam.

 

Honsenji

Se trata de un templo budista de un tamaño más reducido que otros que los que podemos encontrar en Tokio pero que, a pesar de ello, merece la pena acercarse a conocerlo. Está dedicado al monje Kobo Daishi Shingon. Lo más interesante y llamativo del templo son las seis estatuas de bronce que podemos en sus jardines, así como la campana usada en diferentes ceremonias.

 

Kanda Myojin

Se trata de uno de los templos de Tokio sintoístas más céntricos que podemos encontrar en la capital nipona. Está consagrado a los tres dioses protectores de la ciudad: Daikoku, Ebisu y Masakado. Se trata de uno de los templos más antiguos de todo Tokio, ya que se calcula que podría tener más de mil años. Los japoneses acuden a él de forma habitual para pedir suerte tanto en asuntos de negocios como para encontrar pareja o pedir buena suerte y salud para su familia.

Estos son algunos de los templos más conocidos que podrás encontrar en el centro de Tokio cuando viajes a Japón. Sin embargo, en tu viaje podrás darte cuenta de que la cantidad de templos, así como de pequeños santuarios que hay en las ciudades japonesas es amplísimo y muy variado. De hecho, más allá del área de Tokio, se pueden encontrar algunos de los templos más famosos de todo el país, como por ejemplo el templo de Kotokuin, situado en la ciudad de Kanagawa, que cuenta con la estatua de Buda más grande de todo Japón.

 

New Call-to-action