salsas japonesas

¿Quieres descubrir que hay más allá de la salsa de soja? En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre las salsas japonesas, una de las mejores armas de la gastronomía nipona.

Las mejores salsas japonesas

¿Has probado alguna vez una salsa en un restaurante japonés y no sabías qué era exactamente, y ahora no la sabes encontrar en una tienda especializada? Lo más probable es que se tratara de una de estas salsas japonesas que trataremos a continuación, ya que son las utilizadas tanto en los restaurantes, como en los hogares de Japón

New Call-to-action

Las mejores salsas japonesas para acompañar la carne

En la gastronomía japonesa encontramos algunas de las mejores carnes para tomar con carne:

  • Salsa tonkatsu: es la salsa ideal para comer con carne rebozada (especialmente si se trata de cerdo) con panko, el rebozado clásico japonés. Se trata de una salsa marrón muy espesa y un poco amarga, con un ligero parecido a las salsas barbacoa americanas más fuertes.
  • Salsa yakiniku: su mismo nombre ya deja bien claro cuando debemos tomarla, y es que yakiniku se traduce, literalmente, como carne a la parrilla. También se la conoce como tare. Aunque hay muchísimas variedades, desde la más picante a la más dulzona, todas se elaboran a partir de la salsa de soja, que es espesada y especiada con dashi (caldo de pescado), vinagre e incluso fermentados como el natto.
  • Teriyaki: si aún no la has probado, ¡no sabes lo que te pierdes! Esta salsa clásica se prepara con salsa de soja, azúcar moreno, jengibre, ajo, miel, aceite de sésamo y mirin. Es ideal para acompañar la carne de las hamburgesas.
  • Ponzu: una salsa cítrica pero avinagrada, usada a menudo a la hora de comer tataki de atún. Se elabora a partir de vinagre de arroz, mirin, láminas de pescado y alga konbu, todo hervido a fuego muy lento. Una vez pasado por el colador, se le añaden los cítricos, que suelen ser frutas como el yuzu, el sudachi, o el kabosu, pero también se puede usar limón.

 

Salsas japonesas variadas para todo tipo de platos

  • Salsa yakisoba: es la salsa madre del archiconocido plato yakisoba. Espesa y marrón, y con el toque amargo justo, es el complemento ideal para los fideos de huevo pasados por la paella con verduras, jengibre y carne de cerdo.
  • Gomadare o salsa de sésamo: una de las salsas más espesa y cremosa, elaborada con semillas de sésamo. Es un complemento ideal para la mayoría de ensaladas, pero también la encontraremos en platos de carne. Nunca falla en los shabu-shabu, las fondues japonesas de carne y de verduras.
  • Miso: ¡la salsa miso no sólo se usa en las sopas! También sirve para acompañar verduras, y, en ocasiones, algún tipo de carne más dura. Se prepara a partir de la pasta de miso, añadiéndole un poco de mirin y azúcar. Es una de las salsas más recurrentes en las dietas veganas.
  • Tentsuyu: la salsa ideal para mojar la tempura japonesa, preparada con de salsa de soja, dashi y mirin, Aunque también pude
  • Salsa okonomi: indispensable para comer okonomiyaki.

La mejor salsa para comer sushi

Hablando de salsas, no podemos obviar la salsa de soja ni su mejor complemento: el sushi. La mejor manera de completar el plato de arroz y pescado crudo es con el washabi, la mezcla de salsa de soja (¡mejor si es sin gluten!) con pasta de wasabi.

New Call-to-action