UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Salmón para sushi. ¿Cuál debo elegir?

salmón para sushi

Ya te has decidido a probar con la cocina japonesa. Has tomado la decisión, y estás preparado para elaborar tu propio sushi en casa, pero no estás seguro de saber cómo elegir el mejor pescado para hacer sushi. El salmón es uno de los pescados más sabrosos para la elaboración de sashimiY por eso te vamos a dar algunos trucos sobre cómo usar salmón para sushi. Así sabrás cómo elegir adecuadamente. Así sabrás cómo elegir adecuadamente.

El salmón para sushi es uno de los pescados más apreciados por los expertos. Debe ser fresco, por eso, es muy apropiado acudir al mercado de abastos de nuestra ciudad. Si tenemos la suerte de contar con un pescadero de confianza, veremos facilitada nuestra labor.

Antes de empezar, comentarte que estamos preparando la guía definitiva sobre el sushi, sin embargo si tu objetivo es sorprender a alguien o a ti mismo con un plato japonés, haz clic en el siguiente enlace y descarga gratuitamente nuestra guía sobre otra de las delicias japonesas el ramen.

UMA - Descuento 20%

¡Primer consejo! Es muy importante no comprar un pescado que no sea muy fresco. Es preferible comprar otra variedad, o no comprar en absoluto. Si al tocarlo la piel se hunde en demasía o se deshace, el producto no es fresco. Las manchas de sangre delatan un producto de baja calidad.

¿Qué salmón para sushi debo buscar?

  1. Una buena pieza tiene un tamaño considerable (es un pescado grande) y tiene un intenso color anaranjado. Veremos las vetas de grasa entre la carne. Las fibras de la proteína deben mantenerse a una temperatura de 0º.
  2. Si es posible, elegir las piezas enteras. Los de mayor tamaño son los mejores. Los ojos deben ser cristalinos, si tienen la mirada blanquecina, el pescado no está fresco.
  3. La piel debe estar húmeda, brillante, tersa. Evita los pescados que muestren sangre gangrenada.
  4. Si tocamos ligeramente bajo la agalla del pez, esta debe estar blanda. Los lados de las agallas, por la parte de abajo, deben tener un color rojizo.

¿Cómo debo preparar el salmón para sushi?

  • Es importante congelar el pescado, durante un mínimo de 48 horas. Esto es así, ya que si lo que queremos es consumirlo crudo, debemos evitar una intoxicación por Anisakis, un parásito que vive en muchos pescados. El pescado no debe estar congelado más tiempo del indicado, ya que de lo contrario, se secaría. También es importante lavarlo bien y secarlo antes de congelarlo.
  • El proceso de descongelación del salmón para sushi debe ser lento. Lo pasaremos del congelador a la nevera. Este proceso durará entre 24 y 36 horas, dependiendo del tamaño de cada pieza. Evita siempre descongelarlo con el microondas.
  • Para realizar un corte al estilo japonés, no te pierdas las indicaciones de este experto cocinero para sacar a relucir todo el sabor de la ventresca y sacarle todo el partido a cada pieza (Vídeo)

¿Qué otros pescados puedo utilizar para hacer sushi?

El ingrediente indispensable para elaborar sushi, en realidad, es el arroz. Sin embargo, un surtido de sushi sin pescado es más triste que el final de Doreamon. Así que, si quieres hacer sushi en casa o quieres saber qué pedir en un buen restaurante, estos son los pescados que debes conocer.

El sushi o sashimi puede elaborarse con una gran variedad de pescados. Podemos guiarnos por la temporada para que nuestras recetas sean más frescas y asequibles. Darnos una vuelta por el mercado, comparamos precios y calidades. Será un acierto si queremos triunfar con nuestra elección.

Entre el pescado para sushi más común encontramos el salmón, el atún, la caballa, el bonito y la dorada.

  • Salmón: por su brillante colorido y su sabor, lo encontraremos en todos los platos variados de sashimi. Este pescado admite multitud de cortes distintos: finos, gruesos, con o sin grasa… etc. En las cadenas de sushi de Tokyo triumfan el salmón ligeramente cocinado a la plancha con una fina loncha de queso.
  • Atún: junto con el salmón, el pescado para sushi por excelencia. Hay infinidad de cortes y variedades, ya que se aprovecha absolutamente todo de este enorme pescado y de su intenso sabor. La mejor, sin duda, la ventresca (toro, en japonés).
  • Caballa: este pescado es ideal para preparar sashimi de ensueño por un precio más económico. Las piezas entran primero por los ojos, por sus rayas de color plata y azul. Eso sí, no es fácil de preparar, ya que hay que quitarle la piel con sumo cuidado.
  • Bonito: básicamente, se considera que es la versión barata del atún. Sin embargo, con la técnica adecuada, las piezas de sashimi de bonito pueden ser igualmente exquisitas.
  • Dorada y lubina: en la variedad está el gusto. Si el atún o el salmón son apreciados por su intenso sabor y cortes gruesos, la dorada y la lubina, mucho más delicadas, se sirven en cortes finos y menos carnosos, jugando con la apariencia translúcida del pescado.

¿Eres curioso? Descubre las piezas de sushi más peculiares

Uno de los sashimi más icónicos en Japón es el de carne de ballena. Sin embargo, por las polémicas y aspectos medioambientales que acarrea la pesca de este mamífero, lo mejor será prescindir de su carne (normalmente se usa la cola) y fijarnos en los demás tipos de sushi peculiares.

  • Fugu: el fugu o pez globo es uno de los pescados más emblemáticos de Japón. Muchas son las historias y mitos referentes a este pez y a su veneno mortal. Y no es para menos. Si quieres probar su carne, asegúrate de la calidad del restaurante y de que su chef tenga el título necesario para tratar este peligroso pescado. Eso sí, los diez años de prácticas para obtenerlo se verán reflejados también en el precio del plato.
  • Sardina: la labor de quitar todas las espinas de este pequeño pescado se ve rápidamente recompensada hasta en los paladares más finos.
  • Calamar: aunque a algunos les pueda sorprender, es uno de los ingredientes más comunes en Japón (sobretodo en las matsuri), sushi incluido.
  • Vieira: es difícil encontrar marisco en forma de sashimi, pero la vieira sí se sirve cruda. Para poder elaborarlo sin que se desmonte, el corte se realiza con el animal aún vivo.

Elegir un buen producto es la base de la alta cocina. Sin embargo, no es necesario ser un Chef de prestigio para atrevernos a descubrir nuevas gastronomías, como puede ser la japonesa. Por lo tanto, tampoco debes olvidarte del segundo ingrediente más importante: el arroz. Debes comprar un arroz especial para sushi, y aprender a cocinarlo al punto justo para que se quede pegajoso.

Atrévete a elegir un buen pescado y a hacer tu propio sushi de salmón o prueba otra de las variedades que te hemos mostrado. Además de sabroso y nutritivo, puede ser una buena forma de salir de la rutina. ¿List@?

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?