rutina full body

Una de las rutinas de las que más se oye hablar en muchos gimnasios es la rutina full body. Este tipo de entrenamiento se caracteriza por ejercitar todos los músculos del cuerpo en cada sesión. Por ello, parece una opción muy atractiva en un principio, ya que cada día realizaremos un entrenamiento completo de todos los grupos musculares. Sin embargo, este tipo de rutina tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes. Lo mejor será conocer todas sus propiedades para decidir si se trata de la rutina que más nos interesa o no.

 

New Call-to-action

 

Una rutina full body está principalmente compuesta por ejercicios multiarticulares. Esto significa que se trata de ejercicios en los que se trabajan varios grupos musculares al mismo tiempo y que incluye diversas articulaciones del cuerpo, por ejemplo hombro y codo, o pierna y cadera. Por lo general, una rutina full body estará pensaba para realizar unos 6 ejercicios por día, por lo que se puede completar el entrenamiento en un tiempo estándar de 40 minutos.

 

La rutina full body es eficiente

Naturalmente, para que una rutina full body sea eficiente, es necesario seleccionar los ejercicios de forma adecuada. De este modo, lo más recomendado será realizar varios ejercicios destinados al tronco superior (a ser posible que incluya trabajo de brazos) y otros tantos destinados a piernas y glúteos. El objetivo final será siempre utilizar todos los grupos musculares del cuerpo, aunque sea poco tiempo, y ahí es justo donde habrá que dedicarle más atención a este tipo de entrenamiento.

La rutina full body está pensada para que se realice en días alternativos. Al ejercitar todos los músculos del cuerpo, lo correcto será dejar descansar el cuerpo por lo menos un día antes de realizar otro entrenamiento. De este modo, se trata de una rutina de gimnasio que está pensaba para realizarse en tres días por semana.

Al tener que destinar tiempo a todos los grupos musculares, este tipo de entrenamiento se caracteriza por desarrollar bastante fuerza en los músculos, pero no consigue hipertrofiarlos, es decir, que aumenten de tamaño de manera considerable. Esto no es ni bueno ni malo, simplemente, depende de los objetivos de cada persona.

 

¿Quién debería realizar una rutina full body?

Este tipo de rutina está especialmente recomendada para personas que acaban de empezar a entrenar y que desean ganar fuerza y tono muscular. Así mismo, se trata de una rutina de gimnasio muy recomendada para quienes deseen bajar de peso o quemar grasa. Además, debido a que no se debe practicar de forma diaria, también es un buen programa de entrenamiento para personas que no dispongan de mucho tiempo y no puedan ir al gimnasio todos los días.

 

¿Quién no debería realizar una rutina full body?

Aquellas personas cuyo objetivo sea aumentar su volumen e hipertrofiar el músculo. Una rutina full body ejercita todo el cuerpo, pero de forma mucho más superficial a como lo haría un entrenamiento específico de grupos musculares. Esto hace que el músculo se tonifique y gane fuerza, pero no volumen. Por ello, aquellas personas que lo que busquen sea hipertrofiar músculo deberían decantarse por rutinas de gimasio diferentes.

 

New Call-to-action