rutina de ejercicios

Una rutina de ejercicios es la mejor manera de garantizar un cuerpo bien entrenado y saludable, ya que permite gestionar de manera mucho más eficiente el ejercicio que realizamos. Lo ideal sería que, junto a la rutina de ejercicios, realizásemos diferentes actividades deportivas y lleváramos una vida activa, lo que podría incluir practicar deporte los fines de semana o usar las escaleras en lugar del ascensor.

Estas opciones serán siempre complementarias a la rutina de ejercicios, ya que la rutina de ejercicios va a ser la base que ejercite todos los músculos, ya que el resto de actividades tienen a entrenar solo una parte concreta.

 

¿Cómo saber si mi rutina de ejercicios es buena o mala?

Lo primero que hay que tener en cuenta cuando se habla de una rutina de ejercicios son los objetivos que se quieren lograr. Aunque haya algunos elementos similares, no será lo mismo una rutina de ejercicios enfocada a perder peso, desarrollar fuerza, hipertrofiar la musculatura, etc. De este modo, es importante tener en cuenta primero cuál es el objetivo que queremos conseguir y, a partir de ahí, elaborar una rutina concreta.

 

¿Cómo se debe entrenar? ¿Qué días debo entrenar y cuáles no?

Una vez que se hayan definido correctamente los objetivos a lograr, llega el momento de establecer los horarios de entrenamiento. Cuando se establece una rutina de ejercicios, lo más habitual es que, en realidad, se trate de varias rutinas diferentes.

 

New Call-to-action

 

Cada una de ellas correspondiente a un día de la semana y enfocada a ejercitar una parte concreta del cuerpo. De este modo, un ejemplo de rutina de entrenamiento destinada a aumentar fuerza o hipertrofiar los músculos podría ser la siguiente:

  • Lunes: Entrenamiento de brazos y hombros
  • Martes: Entrenamiento de pectorales y abdomen
  • Miércoles: Clase de yoga
  • Jueves: Entrenamiento de espalda
  • Viernes: Entrenamiento de piernas y glúteos

Como se puede ver, esta rutina divide los grupos musculares según los días de la semana, reservando el miércoles para actividades menos duras como puede ser el yoga, y dejando libres el sábado y domingo para descansar. De hecho, lo más habitual a la hora de establecer una rutina de ejercicios es que estos se dividan por grupos musculares para permitir que, después del entrenamiento, estos se puedan recuperar correctamente.

 

¿Existen rutinas de entrenamiento que no dividan los ejercicios por grupos musculares?

La variedad de rutinas de entrenamiento que se puede encontrar es muy amplia y, aunque la mayoría se basen en dividir el entrenamiento según los días de la semana, también se pueden encontrar otras que concentrar el ejercicio en un único día. Un buen ejemplo de este tipo de rutina son las destinadas a full body, que es una disciplina basada en ejercitar por completo el cuerpo en una única sesión de entrenamiento.

En este caso, se trata de una opción que puede ser útil para personas que no tienen tiempo suficiente para ir al gimnasio todos los días de la semana. De hecho, sería una buena opción para aquellas personas que solo pudieran ir, por ejemplo, martes y jueves. En este caso, se ejercitarían todos los músculos del cuerpo según una única rutina de ejercicios que sería igual para todos los días. No obstante, este tipo de rutinas suelen estar destinadas más a ganar fuerza que a hipertrofiar, ya que, al tener que dividir el tiempo entre todos los músculos del cuerpo que se ejerciten, las repeticiones terminarán siendo menos que en el caso de las rutinas de entrenamiento que adapten los grupos musculares a cada día de la semana.

 

New Call-to-action