UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Refrescos sin azúcar: buscando los más saludables

refrescos sin azúcar

Como hemos visto en otros artículos, el azúcar refinado lo encontramos en todo tipo de productos, y puede llegar a ser una fuente desproporcionada de calorías a lo largo del día. Por eso hay quemirar de reducir su consumo. Una buena manera, para empezar, pasa por conocer cuáles son los mejores refrescos sin azúcar.

 

Refrescos sin azúcar light o cero

Estos refrescos sin azúcar tienen como objetivo reducir su cantidad de calorías. Por lo tanto, están pensados “para no engordar”.

Por esta misma razón, estos refrescos dejan de lado el azúcar blanco y refinado, característico de los refrescos más habituales, y lo sustituyen por edulcorantes artificiales que no contienen calorías.  Sin embargo, no hay que olvidar que estos edulcorantes son quizás prácticos para evitar la ingesta de calorías (o para que las personas diabéticas puedan consumir este tipo de bebidas), pero esto no significa que sean sustancias recomendables.

 

New Call-to-action

 

Los edulcorantes artificiales no son en ningún caso nutrientes naturales que nuestro cuerpo necesita. Por eso, a menudo son procesados por el organismo como si tratasen de toxinas hasta explusarlos del cuerpo. De hecho, los edulcorantes artificiales están vinculados con diversas enfermedades, así como con desajustes hormonales. Aunque no engordan, afectan de manera directa a nuestro sistema endocrino, por lo que al final son casi tan poco recomendables como los refrescos con azúcar. Por esta razón, se trata de bebidas bajas en calorías que aún así no se deberían consumir con asiduidad.

 

Batido de sandía

Una de las comidas más refrescantes y más saludables la encontramos en la naturaleza: la sandía. Con esta fruta, podemos preparar muy facilmente un refresco sin azúcar y natural. Tan sólo necesitaremos un poco de leche muy fría, y una pizca de vainilla (o esencia de vainilla).

Lo primero que tendremos que hacer es cortar la sandía en trozos pequeños y del mismo tamaño. Los pondremos al congelador en una bandeja grande, por más de dos horas.

Una vez esté congelada la sandía, tan sólo nos faltará triturarla junto con la leche, y añadirle el toque de vainilla. Para un resultado espectacular, batiremos la sandía en una batidora americana hasta que la mezcla empiece a ser escumosa.

 

Zumo de tomate

El zumo de tomate es uno de los más nutritivos, saludables y refrescantes. Desafortunadamente, también suele ser uno de los más olvidados, pese a que su elaboración es bastante sencilla.

Además de medio kilo de tomates, necesitaremos agua fría (unos 200 ml), un poco de apio, unas gotas de limón, albahaca, perejil, sal, pimienta negra y, el toque especial, un par de cucharadas pequeñas de salsa Perrins.

El único paso antes de triturarlo todo junto será pelar los tomates (para hacerlo más fácil, se pueden escaldar previamente). Una vez pasad por la batidora, podemos añadirle un par de gotas de Tabasco si queremos darle ese toque picante tan característico.

 

Té helado

Básicamente es igual que el té que consumimos de forma tradicional pero, en este caso, se toma frío. Se trata de una de las bebidas refrescantes sin azúcar que mejor nos van a sentar, ya que aunque se tome frío, el té helado conserva todos los nutrientes y antioxidantes presentes de forma natural en el té, por lo que, además de refrescarnos, también estaremos cuidándonos al mismo tiempo.

En primer lugar, porque es cómodo (y asequible), además de refrescante y saludable. Lo podemos preparar en casa muy fácilmente. Antes de añadir el agua caliente al té y para lograr aún más frescura, machacamos una hojas de menta  frescas (con las manos), y las mezclamos con el té.

El toque de menta no sólo aportará sabor refrescante, sino también una multitud de propiedades beneficiosas que encontramos en sus hojas.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?