UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Refrescos que no engordan: ¿Cuáles son?

refrescos que no engordan

Los refrescos son una de las bebidas que tomamos más a menudo, tanto dentro como fuera de casa. La mayoría de ellos no aportan nutrientes al organismo y, además, suelen contener altas cantidades de azúcar refinado, lo que se traduce en un contenido elevado de calorías vacías. Debido a todo esto, se trata de bebidas que deben ser consumidas con moderación, ya que son uno de los principales enemigos que podemos encontrar en una dieta saludable. Por eso es importante tener localizados aquellos refrescos que no engordan.

Una buena forma de evitar este consumo de calorías y azúcares innecesarios es decantarse por bebidas refrescantes sin azúcar que, aunque puede resultar complicado encontrarlas, existen. A continuación hacemos una pequeña recopilación de algunos refrescos que no engordan.

 

Té frío o helado

Como ya sabrás, el té no contiene casi ninguna caloría, y a la vez es uno de los mejores aliados para adelgazar. Tomarlo frío no es complicado y no nos hace perder sus nutrientes. Básicamente es igual de sencillo que tomarlo de forma tradicional pero, en este caso, se deja enfríar una vez infuisonado.

 

New Call-to-action

 

Se trata de una de las bebidas refrescantes que mejor nos van a sentar, ya que, con él, también absorberemos todos los nutrientes y antioxidantes presentes de forma natural en el té, por lo que, además de refrescarnos, también estaremos cuidándonos al mismo tiempo.

Agua de frutas

Las aguas de frutas son similares a los zumos pero, en vez de licuar directamente la fruta, se extraen sus propiedades, color y sabor mezclando fruta troceada en agua. ¡Más natural imposible!

Más refrescos que no engordan: infusiones frías

¡No sólo el té se puede consumir frío! Otras infusiones muy refrescantes son las de frutos rojos, por ejemplo. La clave es preparar una gran cantidad de infusión, para llenar una jarra entera, que guardaremos en la nevera. Así podemos consumirla a lo largo del día (o más de un día), sin necesidad de esperar que se enfríe en cada uso. Podemos añadirle cubitos de hielo a la hora de servirlas, si queremos que sea aún más refrescante.

Zumos, batidos y granizados

La mayoría de zumos y batidos son, en realidad, increíblemente refrescantes. Lo único que debemos vigilar es que no contengan azúcares añadidos, y por eso siempre será mejor prepararlos al momento, de forma natural.

Lo mismo ocurro con los granizados naturales: puro hielo picado con zumo. Si evitamos, de nuevo, el azúcar añadido, no encontraremos nada más refrescante ni natural.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?