UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

¿Qué refresco tiene menos azúcar?

qué refresco tiene menos azúcar

Los refrescos son una de las bebidas que con mayor frecuencia se consumen fuera de casa y, en muchos casos, también dentro. Se caracterizan por ser bebidas artificiales, que no aportan nutrientes al organismo y que, además, suelen contener altas cantidades de azúcar refinado, lo que se traduce en un contenido elevado de calorías vacías. Debido a todo esto, se trata de bebidas que deben ser consumidas con moderación, ya que son uno de los principales enemigos que podemos encontrar en una dieta saludable.

Sin embargo, ¿sabes qué refresco tiene menos azúcar? En realidad, la única forma de saber el contenido de azúcar de cada una de estas bebidas es consultado la etiqueta en la que figura el contenido concreto por unidad ya que, según la marca y el tipo de refresco, las cantidades podrán variar dentro de un mismo sabor. No obstante, sí que es cierto que la mayoría de ellos se encuentran dentro de un rango común a la mayoría.

 

 

Refrescos de sabor manzana, lima y limón:

Estos refrescos suelen tener buena fama debido a sus sabores frutales, que rápidamente se asocian con una dieta equilibrada y saludable. Sin embargo, la realidad es bastante diferente. En la mayoría de los casos, estos refrescos no tienen nada de la fruta a la que imitan y obtienen todo su sabor a partir de aromatizantes químicos artificiales. Como estos sabores tienden a ser especialmente ácidos, es necesario incorporar una gran cantidad de azúcar a la bebida para endulzarlos. De media, estos refrescos contienen 140 calorías por unidad.

Refrescos de sabor cola:

De todos los refrescos que se pueden encontrar en el mercado, quizás el sabor a cola sea el más popular de todos. Sin embargo, su fama se debe a su sabor, porque en lo que se refiere a calorías también constituye uno de los más elevados de todos. De media, un refresco con sabor a cola contiene unas 138 calorías, lo que lo sitúa casi a la misma altura que los refrescos de manzana, lima y limón.

Refrescos con sabor a naranja:

Debido a que el sabor de la naranja es algo más dulce que los anteriores, este tipo de refrescos reduce un poco su contenido en azúcar. Sin embargo, cada refresco de este sabor contiene nada más y nada menos que 112 calorías nada desdeñables.

Refrescos con sabor a té:

¿Suena mucho más sano, verdad? Pues si piensas que estos refrescos son bajos en calorías te equivocas. Los refrescos que se promocionan anunciándose con “sabor a té” contienen de media 110 calorías.

Refrescos isotónicos:

A pesar de que este tipo de bebidas están formuladas para recuperar energía y sales minerales después de hacer deporte, cada vez más personas los consumen como si fuesen refrescos. En este caso, sí que estaríamos hablando de una bebida con un contenido algo más bajo en calorías que las anteriores. Los refrescos isotónicos contienen de media unas 70 calorías por unidad, lo que al menos los sitúa por debajo del umbral de las 100 calorías por refresco.

Refrescos “light” o “cero calorías”:

Estos refrescos sí que tienen menos calorías que los anteriores independientemente del sabor del que estemos hablando. ¿Cómo se consigue? Sustituyendo el azúcar que los endulza por sustancias artificiales químicas, y que, cuando las consumimos, pasan a nuestro cuerpo y tienen que ser eliminadas del mismo modo que se eliminan las toxinas. De modo que, aunque no engorden, suponen un peligro para la salud cuando se consumen de forma habitual.

 

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?