UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Propiedades del té rojo y té verde: ¿muy diferentes?

propiedades del té rojo y té verde

Las propiedades del té rojo y té verde son muchas y, la mayoría de ellos, muy beneficiosas para la salud. De hecho, hay que tener en cuenta que, aunque se traten de dos tipos de té diferentes, ambos proceden de la misma planta (Camellia sinensis). Lo que diferencia a uno y otro es el momento de la recogida de las hojas, así como el tratamiento que reciben durante de su elaboración.

Sin embargo, en ambos casos estamos ante dos tipos de tés que deberíamos incorporar a nuestra dieta diaria, ya que son fuente de muchos beneficios.

 

Propiedades del té rojo y té verde

De hecho, como ambos tés proceden de la misma planta, vamos a encontrar que muchas propiedades del té rojo y té verde van a ser comunes en ambos casos:

  • Fuente de antioxidantes: Uno de los elementos más importantes que tienen estas dos variedades de tés es que son una fuente muy importante de antioxidantes. Esto se debe principalmente a los fitonutrientes presentes en la planta del té. En el caso del té rojo y el té verde, podemos hablar de una concentración muy alta de catequinas además de otras sustancias que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de nuestras células.
  • Bebidas desintoxicantes: Otra de las propiedades del té rojo y té verde es que actúan como bebidas desintoxicantes gracias a su acción diurética. Esto hace que favorezca la producción de orina y el trabajo de los riñones, lo que nos ayuda tanto a eliminar toxinas como a combatir la retención de líquidos.

 

 

  • Ayudan a adelgazar: Más allá de la eliminación de líquidos, que no debe confundirse con la eliminación de grasa, el consumo habitual de té verde y té rojo nos puede ayudar a aumentar nuestro metabolismo basal. De este modo, el consumo energético que realizan nuestras células en estado normal de reposo es mayor y, en consecuencia, la eliminación de calorías aumenta ligeramente sobre el resto.
  • Previenen las enfermedades cardiovasculares: Ambas variedades de té tienen efectos positivos a la hora de reducir el colesterol LDL (el malo) que se acumula en las arterias de nuestro organismo. Debido a ello, el consumo habitual de té verde y té rojo protege nuestro sistema cardiovascular y nos ayuda a prevenir enfermedades del corazón.

propiedades del té rojo y té verde

 

Beneficios del té verde sobre el té rojo

Sin embargo, aunque las propiedades del té rojo y té verde son muy parecidas, existen pequeñas diferencias entre uno y otro. De este modo, según sea el momento y la circunstancia, podrá ser más interesante tomar uno u otro.

  • Tiene más antioxidantes: Aunque el té rojo es una fuente importante de antioxidantes beneficiosos para la salud, el té verde contiene una cantidad y calidad mayor. Esto se debe a que sus hojas se recogen en el momento perfecto para esta finalidad. Además, como a diferencia del té rojo no necesita fermentación, no pierde parte de los antioxidantes presentes en las hojas de forma natural.
  • Tiene menos cafeína: Todos los tés tienen en mayor o menor medida cafeína. En el caso del té verde, estaríamos hablando de una de las variedades que menos cafeína contiene, lo que hace que sea ideal para tomar a cualquier hora del día sin que tengamos que preocuparnos por sus efectos a la hora de dormir.

 

Beneficios del té rojo sobre el té verde

Por otro lado, también nos encontramos con que el té rojo tiene una serie de beneficios más destacados que el té verde cuando se trata de otros aspectos. De este modo, al igual que sucedía en el apartado anterior, lo más inteligente será disfrutar de ambos tipos según sea el momento y la circunstancia. De manera que podamos aprovechar al máximo los beneficios de ambas variedades.

  • Tiene más cafeína: Precisamente la ventaja que tenía el té verde al no tener tanta cantidad también puede ser una ventaja en este caso. De hecho, si queremos mantenernos despiertos y activos durante la noche o las últimas horas de la tarde, una taza de té rojo nos ayudará a mantener los ojos abiertos sin ser tan agresivo con nuestra salud como sucede cuando se consume café.
  • Combate el estreñimiento: Otro de los beneficios que aporta el té rojo de forma más marcada que el té verde lo encontramos en sus efectos en el sistema digestivo. Ambos tés favorecen el equilibrio de nuestras digestiones. Sin embargo, en caso de estreñimiento, el té rojo se va a presentar como el mejor candidato a la hora de ayudarnos. Esto se debe a que tiene una concentración mayor de taninos, una fibra vegetal natural que favorece un tránsito más fluido y regular en nuestro intestino.

 

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?