UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Natilla de coco: un postre tailandés que puedes preparar en casa

natilla de coco

Uno de los postres que más deliciosos que podemos tomar en muchos restaurantes es la natilla de coco. Sin embargo, si queremos prepararla en nuestra propia casa, podremos disfrutar de este postre hecho por nosotros mismos, lo que, además de estar igual de bueno, nos permitirá mejorar nuestras dotes culinarias y sorprender a los invitados después de una comida.

Uno de los aspectos que tendrás que tener en cuenta a la hora de preparar este postre, es que se trata de un plato que contiene una cantidad elevada de azúcar, por lo que también contiene bastantes calorías.

 

New Call-to-action

 

De este modo, se trata de un postre ideal para tomar en ocasiones especiales, aunque no se debería convertir en una costumbre que esté todos los días en nuestra mesa.

 

Ingredientes para hacer natilla de coco 

La natilla de coco es un postre original de Tailandia, donde el coco es uno de los ingredientes que más presente está en sus recetas. Para preparar estas natillas de coco necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de leche de coco
  • 500 gramos de azúcar moreno
  • 6 huevos grandes

 

Modo de preparación

Lo primero que tendremos que hacer para preparas nuestras natillas de coco será poner en un cazo a fuego lento la leche de coco y el azúcar moreno. A continuación, removeremos ligeramente hasta que el azúcar se haya disuelto. Retiraremos del fuego y reservaremos. Ahora, añadiremos los huevos a la leche de coco y los batiremos muy bien hasta conseguir que toda la mezcla sea completamente homogénea.

Una vez que tengamos la mezcla de la natilla de coco lista, deberemos colocar en varios recipientes pequeños la mezcla, de modo que sea el recipiente final donde se va a servir. A continuación, taparemos cada uno de los recipientes con un poco de papel de aluminio y los colocaremos en otro recipiente de mayor tamaño donde se pueda hervir agua.

Entonces, añadiremos agua al recipiente grande, de tal modo que quede el recipiente de la natilla en el centro y sin entrar en contacto con el agua del recipiente grande. Lo colocaremos al fuego y lo pondremos a hervir durante 5 minutos. A continuación, retiraremos el recipiente de la natilla de coco y lo introduciremos en el refrigerador para que se enfríe. Repetimos esta operación con cada uno de los recipientes que contienen la mezcla de la natilla de coco.

Pasada una hora de que hayamos metido en la nevera el último recipiente de las natillas, ya estarán listas para consumir, por lo que podremos retirar el papel de aluminio y disfrutar de unas auténticas natillas de coco siguiendo la receta tradicional de Tailandia.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?