UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Muesli sin azúcar: ¿cómo prepararlo en casa?

muesli sin azúcar

En la búsqueda de un desayuno saludable y fácil de preparar, los mueslis ocupan un lugar preponderante. Sin embargo, encontrar un muesli sin azúcar no es siempre una tarea sencilla, ya que la mayoría de los que se venden preparados incluyen altas cantidades de esta sustancia, lo que no solo les aporta calorías vacías, sino que además se trata de un peligro potencial para la salud, ya que el consumo de azúcar se ha relacionado directamente con enfermedades como la diabetes, la hipertensión, los trastornos del sueño y de la conducta, además del sobrepeso y las otras enfermedades que de esta se derivan.

 

¿Qué es el muesli?

El muesli es una comida que se suele tomar típicamente en los desayunos o meriendas, pero que también puede tener su espacio en cenas o incluso comidas. Se caracteriza por ser una papilla de cereales a los que se les acompaña de diferentes ingredientes, tales como fruta troceada, frutos secos, semillas, o incluso algunos líquidos, como pueden ser la leche de vaca o las leches vegetales como la de avena, soja o arroz.

 

New Call-to-action

 

Por todos estos ingredientes, se trata de un plato muy completo y con un alto aporte energético que, además, se puede adaptar a los gustos de cada persona, ya que se pueden personalizar con los ingredientes que cada uno prefiera. De hecho, se trata de un plato tan popular que, cada vez con mayor frecuencia, se pueden encontrar mueslis preparados y “listos para consumir”. Sin embargo, este muesli que se comercializa en las grandes cadenas de supermercados, es un muesli altamente calórico. No solo por los ingredientes habituales, sino porque, prácticamente todos ellos, cuentan con elevadas cantidades de azúcar. De este modo, si lo que buscas es un muesli sin azúcar, lo más fácil va a ser que lo prepares tú mismo en casa, ya que se trata de un plato sencillo de hacer en poco tiempo y, cuyos ingredientes, se pueden comprar por separado para ir combinándolos como cada persona prefiera.

 

¿Cómo preparar muesli sin azúcar en casa?

Para preparar un muesli sin azúcar casero lo primero que necesitaremos será contar con una base de cereales. En este sentido, se pueden encontrar mueslis a partir de avena, trigo, centeno, maíz, cebada o, incluso, arroz. La elección de un cereal u otro es completamente libre, aunque, lo que sí que se recomienda encarecidamente, es que se trate de un cereal integral, ya que conservará muchos más nutrientes y, además, si ingesta no supondrá un pico de insulina en sangre, con lo que no forzaremos el trabajo del páncreas cada vez que lo tomemos.

En segundo lugar, necesitaremos añadir a la base de nuestro muesli sin azúcar el resto de ingredientes sólidos, que van a ser los que determinen y los que le aporten más sabor. En este sentido, lo más recomendable es combinar diferentes ingredientes y, a ser posible, que sean lo más frescos posible. Una buena solución pasa por trocear fruta de temporada y añadirla al muesli, lo que además va a permitirnos cambiar de fruta cada pocos meses. Además, los frutos secos aportarán una buena cantidad de omega-3 a este plato (especialmente si incorporamos nueces), lo que protegerá nuestro corazón y nuestra salud cardiovascular. Así mismo, también se pueden añadir semillas, o fruta desecada, como pueden ser semillas de sésamo o mango y dátiles desecados. En este sentido, la elección también dependerá de los gustos de cada persona.

Finalmente, será necesario incorporar un elemento líquido que sirva para ligar todos los demás ingredientes. Los más típicos suelen ser la leche de vaca o las leches vegetales (pero no olvides fijarte en la etiqueta si llevan azúcar). Si no, otra opción disponible que además protegerá nuestro intestino será ligar todos los ingredientes con un yogurt natural, que, gracias a los probióticos con los que cuenta, nos ayudará a mantener una buena salud gastrointestinal.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?