UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Minimalismo como estilo de vida: menos es más

minimalismo como estilo de vida

Una de las corrientes artísticas y filosóficas que más adeptos ha logrado a lo largo de su existencia es el minimalismo, que, a pesar de que, en algunos aspectos, puede aparentar tener ciertos elementos muy contemporáneos, en realidad, se trata de una doctrina que ha sido practicada por los japoneses desde hace siglos.

De hecho, el minimalismo como estilo de vida, es el máximo exponente que esta corriente puede llegar a alcanzar, superando los planteamientos teóricos y prácticos para adoptar una dimensión holística en la que empapa todas las esferas de la vida del practicante.

 

¿Qué es el minimalismo?

Siendo estrictos con la palabra, el minimalismo es un estilo artístico que surgió en Estados Unidos durante el siglo XX y que alcanzó su máximo apogeo en la década los de los 60 del siglo pasado. Su característica fundamental consiste en reducir la obra de arte a lo mínimo, de donde procede el nombre. Es decir, a lo esencial, a aquello que conforma su naturaleza intrínseca, sin adornos ni artificios de ningún tipo. Con el tiempo, el término se popularizó, llegando a ser aplicable a cualquier esfera de la vida en la que, al igual que sucedía con el arte minimalista, se buscaba reducir la sobredimensión de los elementos, ya fueran físicos y tangible o, sencillamente, teóricos.

 

New Call-to-action

 

De este modo, se puede hablar, por ejemplo, de ropa minimalista, cuando se trate de ropa sencilla, equilibrada, y que huye del exceso de boato. Sin embargo, también se puede hablar de un armario minimalista, en el que, no solo la ropa es minimalista, sino la cantidad y la forma que se tiene de distribuir dicha ropa. En este caso, estaremos ante un minimalismo tangible, como es la propia ropa, pero también ante uno intangible, como es la cantidad y la organización que dicha ropa toma en nuestro armario. Este sería un buen ejemplo del minimalismo como estilo de vida, aunque se puede aplicar a cualquier esfera de la vida, desde la vida doméstica a la laboral, pasando por la familiar, o respecto a las relaciones sociales de cualquier tipo.

 

¿Qué ventajas tiene el minimalismo como estilo de vida?

Sin embargo, el minimalismo como estilo de vida va mucho más allá de una simple moda, ya que, además de estar de plena vanguardia en muchos sentidos, también aporta una serie de ventajas que superan cualquier cliché respecto a la moda o a lo pasajero de las tendencias. El minimalismo como estilo de vida conlleva una vida mucho más lenta y sosegada. Al prescindir de cualquier adorno o boato excesivo, la vida se vuelve mucho más auténtica y equilibrada, lo que hace que, además de ser más verdadera, también sea mucho más saludable para la mente de la persona que lo practica.

minimalismo como estilo de vida

En este sentido, el minimalismo permite prescindir de muchos elementos físicos. Esto, que a priori podría parecer una pérdida, en realidad, es una ganancia. De hecho, la máxima más repetida en el minimalismo es que <<menos es más>>. Esto significa que, aunque parezca lo contrario, el exceso de cosas no nos hacen más felices, sino que nos hace esclavos de las mismas. Las riquezas no te hacen rico, solo te dan trabajo. Por el contrario, reducir nuestros bienes materiales a lo necesario, nos permite centrarnos en lo realmente importante, al mismo tiempo que nos permite dedicar más energía a lo que realmente nos hace felices, que son aquellas cosas que nos desarrollan como personas.

De esta manera, el minimalismo como estilo de vida se opone radicalmente a la sociedad de consumo en la que vivimos actualmente. El minimalismo no se opone al consumo, sino que lo limita a un consumo que sea realmente necesario, por lo que, en consecuencia, también es un consumo más responsable, por lo que, también en este sentido, el minimalismo como estilo de vida aporta ventajas respecto a la sostenibilidad de los recursos disponibles.

Además, el minimalismo se puede aplicar a todas las esferas de la vida, incluidas las inmateriales. En este sentido, otra de las ventajas del minimalismo es que nos anima a prescindir de aquellas emociones o sensaciones que no necesitamos. En un buen ejemplo son las relaciones tóxicas, es decir, aquellas que nos causan más daño que alegría. De este modo, el minimalismo nos invita a prescindir también de aquellas relaciones superfluas, mientras que nos invita a quedarnos con las realmente necesarias, que son las que aportan equilibrio y estructura a nuestra vida.

 

Una corriente mucho más antigua de lo que parece: budismo zen

Sin embargo, aunque el minimalismo en Occidente tiene sus principios en el siglo XX, se trata de una doctrina muy extendida en la mentalidad oriental y, en concreto, en el pensamiento japonés. No en vano, nos encontramos con una escuela de pensamiento que ya había formulado los mismos postulados en Japón siglos antes de que lo hiciera el minimalismo en Estados Unidos.

minimalismo como estilo de vida

El budismo zen es una escuela budista que está ampliamente extendida en Japón y que, de hecho, representa la vertiente religiosa mayoritaria, junto con el shinto, en el país del sol naciente. El budismo zen sigue los postulados de Buda, pero hace una lectura personal de la doctrina. Para el zen, lo más importante es el zazen, es decir, sentarse a meditar. De este modo, pone toda la atención en este tipo de meditación, ya que es el camino para alcanzar el nirvana. No obstante, para que el zazen sea realmente eficiente, es necesario que la concentración sea absoluta. De este modo, es imprescindible alejar la mente de cualquier tipo de distracción o, lo que es lo mismo, reducir nuestro entorno al mínimo, para que la mente esté realmente concentrada en la meditación, sin distracciones superficiales ni banales.

Esta forma de razonar se extendió a todos los ámbitos de la vida japonesa, llegando a ser una constante en el pensamiento japonés que no se limitaba, únicamente, a la shanga, o comunidad de monjes practicantes. Por lo que, el pensamiento zen, impregnó todos los ámbitos de la vida japonesa, dando como resultado, un minimalismo oriental, muchos siglos antes de que fuera reformulado en Occidente.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?