UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Japón rural: la cara más tradicional del país nipón

Japón rural

Japón es uno de los países más visitados del mundo. Sin embargo, frente al furor y la velocidad que representan ciudades como Tokyo y Osaka, también tiene una cara mucho más introspectiva que nos recuerda al Japón mucho más tradicional y clásico que ha pervivido en el imaginario común, tanto occidental como oriental.

Se trata del Japón rural en el que el ritmo de la vida todavía es lento y sosegado, un ritmo que invita a sentarse a no hacer nada, por parafrasear uno de los conceptos más importantes de la espiritualidad zen. Se trata de una cara del país nipón que no se va a encontrar en guías de viajes ni en circuitos turísticos pero que, a pesar de ello, conserva la esencia más auténtica del país del sol naciente. Algunos de los mejores ejemplos son los que te contamos a continuación.

 

Gokayama: el Japón de hace tres siglos

Se trata de un área rural situada en la prefectura de Toyama, dentro de la ciudad de Nanto. Se trata de uno de los mejores ejemplos que podemos encontrar en la actualidad de un lugar donde el tiempo parece haberse detenido por completo. El área de Gokayama está formada por pequeñas aldeas en las que las edificaciones que se conservan están realizadas en madera siguiendo los cánones arquitectónicos clásicos del trato del río Shogawa, una zona aislada de Japón que le ha permitido conservar su valor autóctono desde hace más de 300 años. Algunos de los pueblos más interesantes que se pueden visitar son Toga, Kamitaira y Taira. Aunque hoy en día se ha abierto al turismo, el hecho de que cuente con un número limitado de visitantes al día facilita que se conserve en el estado más puro posible.

Japón rural

Magome: el hogar de los samurais 

Se sitúa cerca de la ciudad de Nagoya y es, con diferencia, uno de los pueblos japoneses que más se parece a lo que se entiende como un típico pueblo samurai. Dentro del Japón rural Magome representa uno de los lugares más curiosos que se pueden visitar, ya que, este aspecto antiguo, no solo se ha conservado en la arquitectura de toda la población, sino que sus calles empinadas y empedradas, así como la propia orografía del lugar, ayudan a mantenerlo aislado de la vida moderna y bulliciosa del siglo XXI.

New Call-to-action

 

Uno de los aspectos más curiosos es que, las calles, son verdaderas callejuelas propias de la Edad Media, donde no se distingue bien donde termina una construcción y empieza la otra.

Japón rural

Hakuba: las montañas nevadas del Japón rural

Hakuba es uno de los destinos del Japón rural más impresionantes que existen. Se sitúa al norte del país, y se caracteriza por la orografía montañosa y los sinuosos ríos que lo pueblan. Durante los meses de invierno está cubierto completamente por la nieve, mientras que en la primavera y el verano es el color verde de la hierba y los árboles el que cubre cada centímetro de este lugar paradisíaco de Japón. Desde el pueblo, se puede ascender la lago de Happo, uno de los lugares más conocidos de Hakuba y que riega las tierras de los alrededores durante todo el año.

Japón rural

Takayama: la vuelta al Japón más tradicional

Otro de los destinos del Japón rural que no deberías perderte es Takayama, situado en Gifu. Aunque los alrededores se han visto un poco más afectados por la modernización, el casco histórico es uno de los mejor conservados de todo Japón. De hecho, caminando por sus calles, uno podría pensar perfectamente que ha retrocedido varios siglos hasta situarse más allá de la revolución Meiji. Sus calles están pobladas tanto de tiendas como de locales típicos del Japón más tradicional y, aunque se pueden encontrar alguna tienda con souvenirs, la mayoría de ellas son tiendas de artesanía y trabajos tradicionales que nada tienen que ver con lo que se puede encontrar en muchos lugares turísticos del país nipón.

Japón rural

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?