UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Iniciación al yoga: ¿Por dónde debería empezar?

Iniciación al yoga

Si buscas una forma distinta de ejercitarte, si últimamente sufres demasiado estrés o si siempre te ha llamado la atención el yoga pero nunca has sabido por dónde empezar, ¡bienvenida/o, has venido al artículo indicado! En Umai Blog hoy haremos una iniciación al yoga mostrando lo que necesitáis para practicarlo, algunas posturas básicas y dar algunos consejos para disfrutar al máximo de la práctica del yoga.

Antes de nada, sin embargo, debemos recordar que el yoga está estrechamente relacionado con el hinduismo y el budismo, por lo no podemos desligar el yoga de la meditación sin que dicho ejercicio pierda el sentido. Si esta meditación decidimos enfocarla hacia lo espiritual o no depende de cada uno, aunque no debemos olvidar que esta práctica surgió de la religión por lo que su orientación es clara. Así mismo, la práctica tradicional del yoga va mucho más allá del hatha yoga, o yoga físico. De hecho, incluiría toda una serie de recomendaciones respecto a los alimentos. Donde los alimentos sanos y las bebidas naturales ocupan un lugar preferente en la dieta yogui.

¿Qué necesito para mi iniciación al yoga?

La lista de la compra es tan corta como económica:

  • Ropa cómoda: Para practicar yoga no necesitas más que estar lo más cómodo posible, por lo que cualquier ropa que te permita libertad de movimiento vale.
  • Alfombrilla: La mayoría de escuelas de yoga ya ofrecen alfombrillas o las prestan en alquiler, aunque nunca está de más tener una propia por si acaso ¡y para practicar en casa!
  • Calzado: ¡Ninguno! En la mayoría de escuelas el yoga se practica a pie descalzo, por lo que no necesitas comprar ningún tipo de calzado especial.
  • Ganas de aprender
  • ¡Y ya estás listo para empezar a practicar yoga!

¿Qué posturas son recomendables en la iniciación al yoga?

Lo más importante para empezar a practicar yoga es no agobiarse por las posturas, ya que es el resultado opuesto al que buscamos, que es relajar nuestro cuerpo y mente, por lo que recomendamos que pruebes primero las posturas más básicas y sencillas y vayas escalando desde ahí la dificultad, en lugar de intentar realizar las más complejas de entrada por ser las más llamativas:

Pinza sentado:

Una de las posturas más interesantes para la iniciación al yoga es la pinza sentado. Esta postura es una de las primeras que deberíamos practicar para aprender yoga, ya que nos va a ayudar a disponer de mayor flexibilidad tanto en las piernas como en la espalda. Sentados en el suelo y con las piernas estiradas y juntas, alzamos los brazos hacia el techo. A continuación, bajamos manteniendo la espalda recta. El objetivo es alcanzar con las manos la palma de los pies y permanecer en dicha postura. Este asana es uno de los más importantes para aprender yoga, ya que constituye una base muy buena para muchas otras posturas.

iniciación al yoga

Postura del niño:

Por otro lado, una de las primeras posiciones que os recomendamos es la balasana o postura del niño, esta consiste en arrodillarnos en el suelo (o sobre la alfombrilla) procurando que los talones y el trasero se toquen mientras que, por otra parte, intentamos tocar el suelo con la frente y extendemos los brazos hacia adelante lo más posible tocando el suelo con las palmas.

iniciación al yoga

Postura de la montaña:

Otra posición sencilla por la cual puedes empezar es la tadasana o postura de la montaña, esta posición pretende hacer que ganes conciencia del propio cuerpo a partir de la posición erguida. Estando de pie, con los pies en paralelo, puedes empezar con los brazos extendidos hacia abajo con las palmas hacia el frente y acabar con los brazos extendidos hacia arriba con las manos en posición de oración con una serie de posiciones intermedias que puedes consultar en cualquier página sobre página sobre yoga, teniendo sobre todo en cuenta que lo más importante es que estires al máximo y prestes especial atención a la respiración, o también puedes seguir este sencillo y práctico tutorial.

https://blog.umaicha.com/bebida-isotonica-sin-azucar/

Vídeo: Aprende yoga de la mano de expertos

 

Consejos en la iniciación del yoga

Para aprender yoga de forma correcta, podremos optar por dos vías. O bien acudir a una escuela para que un profesor o maestro nos guíen en el aprendizaje de esta disciplina. O practicar de manera libre por nuestra propia cuenta. Aunque ambas opciones son válidas, contar con la ayuda de un profesor permitirá que avancemos de manera más rápida y efectiva. Esto se debe a que nos ayudará a corregir los posibles errores que cometamos de forma más activa. Sin embargo, si por falta de tiempo o de cercanía no es posible, siempre podremos aprender yoga en nuestra propia casa gracias al material accesible hoy en día.

Los beneficios del yoga son muchos y muy buenos. Por lo que si estás pensando en iniciarte en este camino puede que sea una de las mejores decisiones que tomes en toda tu vida. Tiene ventajas físicas, pero también mentales y espirituales, por lo que se trata de una práctica con beneficios holísticos.

¿Qué factores influyen a la hora de aprender yoga?

Además de los conocimientos de la propia práctica, también habrá que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Duración o tiempo: Uno de los aspectos que van a influir en nuestra iniciación al yoga es el tiempo de la práctica que le dediquemos en cada sesión. Por lo general, lo más común es que las clases dirigidas duren entre 1 y 2 horas. Sin embargo, en el caso de que se practique en casa, se podrá adaptar esta duración a las capacidades propias del practicante. No obstante, sí que se recomienda realizar al menos 30 minutos de práctica, que es lo mínimo para poder trabajar una parte grande del cuerpo.
  • Lugar: Otro elemento fundamental es el lugar donde aprender yoga. Por lo general, los lugares más comunes serán un centro de entrenamiento o nuestra propia casa. Aunque también se puede practicar al aire libre, como la playa o el campo.
  • Asiduidad: Se trata de un aspecto muy importante, ya que es lo que va a definir, en gran parte, el éxito de la práctica. Hay que tener en cuneta que la práctica del yoga deberá ser asidua, es decir, continuada. No sirve de nada practicar una vez cada varios meses si el resto de días no lo hacemos. Lo más recomendable sería hacerlo a diario. Sin embargo, cuando esto no se pueda hacer, lo mejor será hacerlo al menos 2 días a la semana.
  • Compañía: Para aprender yoga, especialmente cuando sea una iniciación al yoga, es importante tener en cuenta también la compañía. Practicar yoga en compañía, tanto si se trata de otros alumnos como solo del profesor o maestro, nos ayudará a progresar de forma más efectiva. Así mismo, otra forma de práctica es realizar el yoga en soledad. Sin embargo, en este caso es importante que seamos conscientes de que deberemos exigirnos a nosotros mismos ser fieles a la práctica y evitar cualquier excusa que pueda hacernos flaquear.
  • Ambiente: Por último, otro de los aspectos que nos van a ayudar en la iniciación del yoga es el ambiente. El ambiente es todo lo que rodea a aprender yoga. Esto incluye desde el lugar y los sonidos alrededor del espacio donde practicamos, a la gente con la que nos rodeamos. Cuando nos iniciamos en el yoga, es importante rodearse de un ambiente positivo para la práctica. Esto nos ayudará a no perder el foco de atención y dirigirnos de forma directa a nuestro objetivo yogui.

Recomendaciones si estás pensando en aprender yoga

Finalmente, te recomendamos que, sobre todo, empieces por posturas sencillas como la ardha matsyendrasana, o media torsión sentada, la postura del loto o la marjaryasana, o postura del gato, por ser sencillas y de fácil ejecución. Esto te permitirá que puedas meditar en mayor medida que si tuvieras que estar preocupándote por conseguir una postura más compleja.

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre la iniciación al yoga, si es así ¡no olvides dejar un comentario! Ya sea sobre lo que os han parecido las posturas que te hemos sugerido o tu experiencia personal con el yoga.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?