hora del té

Como ya sabrás, la hora del té en Inglaterra es a las cinco de la tarde. Es una costumbre conocida en todo el mundo. Pero los británicos no son los únicos fanáticos del té, así que vamos a ver las distintas tradiciones y maneras de tomar el té a lo largo y ancho del mundo.

 

La hora del té inglesa

Aunque el té llegara a las islas británicas mucho antes, la costumbre de tomarlo a media tarde se popularizó en el siglo XIX.

Se cree que fue la duquesa de Bedford quien inició esta tradición, cuando empezó a tomar té cada tarde a las cinco, a modo de merienda, porque la cena cada vez se servía más tarde.

 

New Call-to-action

 

Hoy en día, no es habitual que siga esta tradición a diario ni en la mayoría de hogares, y todavía menos en las grandes ciudades. Aún así, la tradición del “afternoon tea” a las cinco o’clock perdura en forma de las Tea Parties, eventos y reuniones que, cuando se celebran en casa, siguen congregando a la gente alrededor de una tetera (normalmente, de té negro), un poco de leche, rodajas de limón y de las comidas típicas de la hora del té. Panecillos, mermeladas, galletas dulces, cuajadas, pastelitos y emparedados de pepino, salmón, crema de queso, huevo duro o roastbeef.

Curiosidad: en la actualidad el Tea Party es un partido muy conservador de los Estados Unidos.

 

La Tea Dance o Thé Dansant

Otra tradición alrededor del té europea, aunque surgió en Marruecos, es el Thé Dansant, o la danza del té. En la Belle Époque, el período justo anterior a la primera Guerra Mundial, los hombres y mujeres afrancesados y adinerados (o, directamente, los colonizadores de Marruecos) se reunían en los salones de los hoteles (como el que años más tarde se haría famoso en la mítica película Casablanca).

Estos eventos se organizaban a partir de las seis de la tarda, la hora del té, con la presencia de una orquesta. Los asistentes bailaban al ritmo de charleston, y es por eso que se conoce como la danza del té o Tea Dance, en inglés.

Curiosidad: en la actualidad, por Tea Dance (T-Dance) se conocen algunos eventos de baile en discotecas frecuentadas por la comunidad gay.

 

El Zavarka ruso

Aunque popularmente se asocie a la población rusa con otra bebida, el vodka, en realidad en Rusia la tradición de beber té es una de las más arraigadas en la cultura popular de todo el mundo. Un producto de las élites durante los imperios de los Zares, pero que se popularizó rápidamente tras la revolución bolchevique -en parte, porque se repartió gratuitamente entre toda la población.

El Zavarka es un té muy fuerte y muy concentrado, que se prepara tradicionalmente en la hoguera de las casas. La idea que se esconde detrás del Zavarka es que no hay una hora del té específica, si no que, al tener esta fuerte infusión ya preparada, se pueda servir té a los invitados en cualquier momento, añadiéndole más agua en otra tetera. También es habitual tomarlo con un trozo de pastel y, de hecho, ofrecer un té sólo (desnudo) a los invitados es de muy mala educación.

 

New Call-to-action