UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

El té verde estriñe: ¿verdad o mito?

el té verde estriñe

Es muy habitual oír decir que el té verde estriñe. De hecho, son muchos los que consideran que, si no todos, la mayoría de los tés son astringentes. Pero, ¿por qué es así? ¿Sucede siempre y con todos los tés que tomamos? Sigue leyendo y te sacamos de dudas.

 

¿Por qué se dice que el té verde estriñe?

Uno de los elementos que tenemos que tener en cuenta antes de explicar el porqué de que el consumo de té verde puede asociarse al estreñimiento son los taninos. Los taninos son una sustancia presente en el té, así como en la mayoría de las plantas. De hecho, esta sustancia es una de las partes que conforman las células vegetales de las plantas. De este modo, todos los alimentos vegetales cuentan con este tipo de sustancia. Sin embargo, no todas la tienen en la misma cantidad, por lo que se puede hablar de alimentos con alto contenido en taninos y otros que no.

En el caso del té verde, así como de todos los demás tés, se trata de una planta con un contenido de taninos bastante elevado. Los taninos, además de actuar como antioxidante en la protección de nuestro sistema digestivo, también actúan como esponjas. Es decir, absorben gran cantidad del agua presente en el ambiente. De este modo al consumir alimentos con elevadas cantidades de taninos, el agua presente en estos alimentos pasa a los taninos, que arrastran el agua consigo. De esta manera, se trata de una sustancia que ayuda a contrarrestar las diarreas o las heces poco compactas.

 

¿Es verdad que el té verde estriñe?

El té verde, al igual que cualquier tipo de té, al contener taninos, actúa como astringente al consumirlo. Como hemos visto, esta acción es consecuencia de la absorción de agua que conlleva la presencia de taninos en el té. Sin embargo, una de las ventajas que cabe destacar en el caso del té, es que los taninos no actúan exactamente como astringente, sino más bien como equilibrante del sistema digestivo.

 

 

Uno de los factores que tenemos que tener en cuenta es que los taninos son un tipo de fibra vegetal que no se digiere con facilidad. En consecuencia, aunque reducen la cantidad de agua presente en el intestino, también ayudan a que los movimientos del colon se realicen con normalidad. De esta manera, los taninos tienen la virtud de contrarrestar los episodios de diarrea, pero, al mismo tiempo, también ayudan a evitar el exceso de astringencia que podrían producir otros alimentos, como por ejemplo el arroz blanco. Es decir, se trata de un alimento que actúa devolviendo el equilibrio al intestino, tanto si se padece de diarrea como de estreñimiento.

 

¿Todos los tés estriñen por igual?

El nivel de astringencia dependerá de la cantidad de taninos que estén presentes en el té. De este modo, los tés con más taninos tendrán un efecto mayor que los que tengan menos. De esta forma, el té negro será el que más efecto astringente tendrá, mientras que el té blanco y verde serán los que menos.

Por otro lado, en el caso del té rojo, a pesar de tener una cantidad elevada de taninos como el negro, el proceso de fermentación lo dota de unas características algo diferentes. En consecuencia, se trata de un té que tiene un efecto menos astringente que el resto de tés, a pesar de contar con un nivel elevado de taninos.

 

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?