UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Ejercicios de flexibilidad: ¿cómo hacerlos correctamente?

ejercicios de flexibilidad

Conseguir un cuerpo flexible es una de las mejores formas de mantenernos jóvenes y con buena salud. De hecho, se trata de una faceta del entrenamiento a la que no siempre se le dedica toda la atención que se le debería ya que, frente a los ejercicios de fuerza, los ejercicios de flexibilidad parecen quedar en un segundo plano.

Sin embargo, disciplinas como el yoga o el pilates nos ayudan a tener músculos y tendones mucho más flexibles, lo que ayuda a que nos sintamos mejor y que también tengamos mucha más energía. A continuación, os presentamos una serie de consejos que van a permitir que, los estiramientos y ejercicios de flexibilidad se realicen de forma efectiva pero también segura, evitando lesiones o accidentes durante su ejecución.

 

¿Cómo se deben hacer los ejercicios de flexibilidad para no lesionarse?

Antes de hacer cualquier ejercicio de flexibilidad hay que tener en cuenta una serie de aspectos importantes para conseguir que la ejecución sea la correcta y, sobre todo, evitar que podamos llegar a lesionarnos.

1. La importancia del calentamiento

Lo primero que debemos hacer es empezar con un calentamiento, aunque sea pequeño. Los ejercicios de flexibilidad son diferentes a los de fuerza, pero también son una forma en la que podemos lesionarnos con facilidad.

 

New Call-to-action

 

De este modo, empezando con un calentamiento ligero que sirva para desentumecer los músculos, será la forma más adecuada para evitar accidentes.

2. Saber cuál es el límite

En segundo lugar, otro elementos que tienes que tener en cuenta cuando realices ejercicios de flexibilidad es no forzar los músculos. Los ejercicios de flexibilidad dan de sí lo que el propio músculo o tendón. A medida que se practica, se conseguirá llegar más lejos. Sin embargo, cuando notamos que el cuerpo no puede estirarse más, debemos mantener esa posición, ni más corta ni más larga. Si adoptamos una postura más corta no conseguiremos mayor flexibilidad, y, si forzamos la postura, lo más probable es que podamos sufrir un desgarro muscular.

3. La importancia de la ropa adecuada

Otro aspecto que no se puede pasar por alto a la hora de hacer ejercicios de flexibilidad será contar con la ropa adecuada. Aunque la ropa de deporte suele ser perfecta para estos ejercicios, no siempre es así. De este modo, es importante que nos aseguremos de contar con una ropa cómoda y adecuada a cada ejercicio, especialmente en lo referente a la ropa interior, ya que algunas veces puede dificultar conseguir realizar los ejercicios de forma cómoda o completa. Así mismo, otra opción a la hora de realizar estos ejercicios será quitarse las zapatillas, ya que los ejercicios de flexibilidad que implican trabajar con las piernas se suelen llevar a cabo mucho mejor si estamos descalzos.

4. Contar con el material adecuado

Aunque la mayoría de los ejercicios de flexibilidad se van a poder ejecutar contando solo con nuestro cuerpo, algunos de ellos serán más fáciles de realizar si contamos con los accesorios adecuados. En este sentido, una colchoneta para cuando nos tumbamos o sentamos en el suelo es imprescindible. Además, otro tipo de material que también puede ayudarnos a completar algunos ejercicios hasta que tengamos la elasticidad suficiente para hacerlos sin ayuda serán las bandas elásticas o los ladrillos de yoga, que van a servirnos de punto de apoyo en algunos ejercicios en los que, sin ellos, será muy completado poder progresar.

5. La clave en los ejercicios de flexibilidad es la constancia

Finalmente, otro de los consejos que tendremos que tener en cuenta a la hora de realizar ejercicios de flexibilidad será que, como cualquier entrenamiento, requerirá tiempo y constancia. La flexibilidad es una característica del músculo que se amplía con el entrenamiento, por lo que ser constantes en estos ejercicios es la mejor forma de conseguir buenos resultados, repitiéndolos, por lo menos, un par de veces por semana.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?