Ejercicios con trx

Es hora de dejar atrás la obsesión con las máquinas de pesas, y añadir nuevas prácticas más eficientes a tu rutina de fitness. Usa la gravedad y tu propio peso para ejercitar todo tu cuerpo con los ejercicios con TRX.

 

¿Qué son los ejercicios con TRX?

El término TRX es la abreviación de Ejercicio de Resistencia Total (del inglés Total Resistance eXercice), que se basa en el ejercicio en suspensión. Fue desarrollado por un soldado retirado de la Navy SEAL estadounidense para aprovechar al máximo el propio peso corporal.

 

New Call-to-action

 

La base de los ejercicios con TRX es un sistema de cintas ancladas en un sitio elevado, a las cuales te agarras para mantenerte en suspensión mientras realizas los ejercicios. De esta forma, el peso de tu cuerpo y la gravedad aumentan el esfuerzo realizado y mejoran los resultados.

Es especialmente útil para mejorar la resistencia, la fuerza y el equilibrio. Cuando te inclinas o quedas suspendido, es muy fácil perder el equilibrio. Y es entonces cuando estás obligado a realizar un esfuerzo extra para mantenerlo.

 

Más ventajas del TRX

Otro punto a favor del TRX a tener en cuenta es su comodidad. Cuando se dispone de un equipo de cintas TRX propio, los ejercicios se pueden realizar donde uno se sienta más cómodo, ya que las cintas són muy versátiles. Así, además del gimnasio, lo podremos instalar y usar rápida y cómodamente en casa, o incluso llevarlo cuando vamos de viaje. Lo más común y fácil es instalarlo en la parte superior de una puerta cerrada (mirando que sea una puerta resistente, claro).

También es una buena manera de prácticar deporte al aire libre. Tan sólo necesitaremos una barra horizontal, o incluso una rama gruesa de un árbol.

 

Ejercicios con TRX para trabajar todo el cuerpo

Uno de los ejercicios con TRX más corrientes son los abdominales y el remo en suspensión.

Para realizar los abdominales, tan sólo tendremos que colocarnos en la posición de hacer flexioens, pero con los pies agarrados a la cinta y los brazos bien estirados. Desde esta posición inicial, debemos doblar las piernas hacia adelante, acercando en cada repetición las rodillas hacia los brazos.

El remo es aún más sencillo. De pie, agarramos las cintas con las manos delante del cuerpo, y situamos los pies un poco más adelante y un poco separados entre sí. Ahora, nos dejamos caer hacia atrás, con el cuerpo pien recto y los brazos estirados hacia adelante, hasta que la cinta TRX nos suspenda. Desde esta posición, debemos estirar la cinta y levantar el cuerpo hasta una posición casi vertical.

Si quieres aprender más ejercicios con TRX, no te pierdas estos dos vídeos. El primero te ayudará a aprender los ejercicios básicos, mientras que el segundo será muy útil para establecer una rutina eficiente.

 

New Call-to-action