UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Dieta del té: ¿qué podemos esperar?

dieta del té

Mantenernos delgados y con una talla saludable es una tarea que requiere estar controlando tanto las calorías que ingerimos, como la calidad de los alimentos que tomamos, llevar una vida activa y hacer ejercicio a diario. Esto ha conllevado que tanto en revistas como en Internet encontremos dietas de todo tipo y muchas de ellas, no siempre son la opción más recomendable para bajar de peso.

Una de las dietas que más se ha popularizado en los últimos años es la dieta del té, que promete bajar de talla en poco tiempo gracias a los beneficios de esta bebida. Sin embargo, ¿qué hay de verdad y qué de mito en esta dieta?

 

¿En qué consiste la dieta del té?

La dieta del té consiste en incorporar esta bebida a nuestra dieta habitual con el objetivo de adelgazar gracias a las propiedades termogénicas que tiene el té de forma natural. De este modo, se recomienda incorporar varias tazas de té al día, que se podrán combinar de manera libre con las comidas que hagamos, tanto antes, como durante o después de la ingesta de cada comida.

 

¿Qué tés son los más recomendables y por qué?

La dieta del té se basa en cualquier variedad de té verde o té rojo, ya que son los dos tipos de tés que más capacidad termogénica tienen. Esto significa que permiten que consumamos calorías de forma más rápida a como lo haríamos de manera habitual ya que, al consumir estos tés de forma habitual, nuestro metabolismo basal aumenta, por lo que es más fácil quemar grasas.

 

New Call-to-action

 

Además, también hay que tener en cuenta que el consumo habitual de té verde y rojo nos ayuda a mantener nuestro organismo limpio gracias a su efecto depurativo. Esto conlleva que no se retengan líquidos ni toxinas, lo que implica que se reduzca volumen corporal en forma de retención de líquidos, así como que nuestro hígado y riñones funcionen con menor carga de trabajo, lo que nos ayuda a estar más sanos.

 

Entonces, ¿la dieta del té funciona?

Depende. El problema de la dieta del té es que, si nos limitamos únicamente a incorporar varias tazas de té al día lo más probable es que no notemos gran diferencia. Esto se debe a que, cualquier dieta para adelgazar, tiene que tener un enfoque holístico, es decir, completo de todos los elementos que influyen en nuestro organismo.

De este modo, el consumo habitual de té nos va a ayudar a mantenernos en una buena forma, pero, para ello, es fundamental que también reduzcamos la ingesta calórica y hagamos ejercicio regularmente. Los beneficios que vamos a notar si tomamos té, además de llevar a cabo estas recomendaciones, son que nuestra pérdida de peso, así como mantenernos en el peso deseado después, va a ser más sencillo y fácil de conseguir. Aunque, siempre, será necesario darle un enfoque completo y que abarque todos los elementos implicados en el peso y la salud corporal.

 

¿Cómo hacer dieta para que funcione?

La dieta del té es un complemento estupendo para perder peso. Siempre que entendamos que va a ser un complemento al resto del trabajo, no una solución milagrosa. Si queremos hacer dieta, lo primero que deberemos hacer es escoger alimentos saludables, dando prioridad a los vegetales crudos y a las legumbres frente a los cereales, que son alimentos ricos en fibra y que nos van a ayudar a sentirnos satisfechos ingiriendo menor número de calorías. Así mismo, también es fundamental que optemos por una vida activa y por ejercicio saludable adaptado a nuestra capacidad física. En este sentido, algo tan sencillo como caminar media hora al día, ir andando al trabajo, o subir las escaleras en lugar de usar el ascensor, van a ser un apoyo importantísimo del que no debemos prescindir si queremos mejorar nuestra salud y nuestra figura.

Además, ante cualquier duda, lo mejor que podemos hacer es consultar con nuestro médico de cabecera o nuestro nutricionista personal, que serán las personas más indicadas para aconsejar qué necesitamos cada uno de nosotros si queremos perder peso. Ya que, otro factor que no podemos pasar por alto, es que cada persona es diferente, y esto hace que lo mejor sea contar con una dieta y programa de ejercicios personal y adaptado a las necesidades particulares de cada uno.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?