UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Descubre qué son los onsen de Japón

onsen de Japón

Japón es uno de los países donde la tradición tiene más importancia y es reverenciada como una parte más de su propia cultura. Un ejemplo de esta cultura tradicional japonesa la encontramos en los onsen. Los onsen de Japón son los baños termales que, más allá del relax, constituyen toda una cultura en sí mismos.

 

La cultura del baño japonés

Al igual que sucede con el té verde, una de las costumbres más arraigadas en Japón es el baño. Para los japoneses el baño es diferente que para los occidentales. De hecho, el baño en Japón es un momento de relax, frente a la concepción occidental centrada en la limpieza. Esto se puede apreciar en muchos aspectos. Uno de los más claros es que los onsen cuenten con un espacio para la limpieza y otro para el baño bien diferenciados.

Además, más allá de los onsen de Japón, que se corresponden con los baños termales, la cultura japonesa del baño es mucho más amplia. Un buen ejemplo lo tenemos en los ofuro, o baños japoneses que se practican en casa. Los ofuro son parecidas a las bañeras occidentales. Sin embargo, en este caso se trata de bañeras más pequeñas y más elevadas, ya que están pensadas para permanecer sentado. Además, estos ofuro cuentan con una parte de limpieza fuera de la bañera, ya que el baño es para la relajación, no para la higiene. Es decir, al baño ya se llega limpio.

onsen de Japón

¿Cómo funcionan los onsen de Japón?

Los onsen de Japón son baños termales abiertos a cualquier persona que quiera acudir a ellos. Una de las características de los onsen en Japón es que, para que lo sean, necesariamente tienen que ser baños termales. Esto significa que el agua debe brotar de un manantial. Además, tiene que hacerlo como poco a 25 grados. Así mismo, también tiene que contar con una composición mineral concreta.

 

 

De hecho, solo aquellos que cumplen estas características serán considerados como onsen. Si no, simplemente serán baños públicos o spas. A pesar de ello, los onsen en Japón se cuentan por miles. No debemos olvidar que Japón es un archipiélago volcánico. En consecuencia, son muchísimos los lugares que cuentan con aguas termales. De esta forma, también son muchísimos los lugares donde se pueden ubicar estos onsen.

Uno de los aspectos más interesantes de los onsen de Japón es su funcionamiento. Por lo general, la primera distinción que veremos será que hay espacios separados para hombres y mujeres. Actualmente existen algunos onsen mixtos, pero son muchos menos que los tradicionales que separan por sexos. La primera parte que vamos a encontrar en los onsen de Japón es el vestuario. En este espacio los usuarios se desvisten y dejan sus cosas en una taquilla o cesta individual. Los clientes reciben una toalla pequeña pero, más allá de esto, en los onsen se va completamente desnudo.

onsen de Japón

En los onsen de Japón no se puede ir con bañador o prendas de otro tipo. Esto tiene varios motivos. Por un lado hay que mencionar la tradición. Siempre se ha hecho así. Pero, además de la tradición, la desnudez tiene un elemento importante. En los onsen, además de ir a relajarse, también se va a sociabilizar. Por ello, para que se haga de igual a igual, todos los usuarios deben estar desnudos. Es decir, sin elementos que creen diferencias sociales entre unos y otros.

Después del vestuario, se accede a la zona de limpieza. Esta zona está formada por diferentes duchas que cuentan con un taburete donde sentarse. Son duchas muy bajas, ya que la limpieza se realiza sentado. Una vez que se ha completado la limpieza, es cuando se accede a la zona del baño propiamente dicho. Aquí, nos encontraremos con piscinas con agua caliente. Algunas de ellas en torno a unos 40 grados aproximadamente.

Se trata de agua termal que sale del interior de la tierra a esta temperatura, lo que constituye uno de sus principales atractivos. Además, también se pueden encontrar algunas piscinas más pequeñas o fuentes con agua fría. Esta agua fría sirve para bajar la temperatura cuando sea necesario. Una vez que se está en los baños, el objetivo es simplemente la relajación. Es decir, disfrutar del baño para dejar fuera cualquier preocupación del exterior.

onsen de Japón

De este modo, el baño se convierte en una forma de meditación más. Un modo de alejarse del mundo banal y ser conscientes únicamente en el momento presente. La cultura de los onsen está muy arraigada en Japón. De hecho, forma parte normal del espacio social de la sociedad japonesa, por lo que constituye una experiencia única, recomendable tanto en invierno como en verano. Un momento de relax que nos permitirá desconectar del mundo moderno para reencontrarnos con la tradición y la naturaleza.

 

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?