UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Desayunos saludables y rápidos: no es una misión imposible

desayunos saludables y rápidos

Uno de los problemas que surgen a la hora de tomar el desayuno es la rapidez con la que la mayoría de las veces tenemos que salir de casa. Esto puede hacer que terminemos decantándonos por desayunos que, aunque son rápidos de preparar, no son todo lo saludables que deberían. Sin embargo, si le echamos un poco de imaginación, podremos encontrar unas cuantas alternativas en forma de desayunos saludables y rápidos de preparar al mismo tiempo.Aceptar

 

Pan con tomate y aceite:

Se trata de un clásico y que se prepara en muy poco tiempo. Basta con preparar un par de rebanadas de pan, untar un poco de tomate natural y añadirle un chorrito de aceite de oliva virgen. Además, si le añadimos un poco de sal mejorará todavía más el sabor. Sin embargo, dado que la sal es un producto que conviene consumir con moderación, lo mejor será acostumbrarse a tomarlo sin ella para proteger nuestra salud.

 

Bol de yogurt natural con avena y frutos rojos:

Otra opción de desayunos saludables y rápidos de preparar es el yogurt natural con avena y frutos rojos. Lo primero que habrá que hacer es verter el yogurt en un bol y batirlo hasta obtener una textura cremosa. A continuación, le añadiremos un puñado de copos de avena y unos cuantos frutos rojos para darle sabor. Se trata de un desayuno muy completo y sencillo de preparar que nos dará energía a lo largo de toda la mañana.

 

New Call-to-action

 

Rebanada de pan integral con pavo y queso fresco:

Se trata de una de las opciones más rápidas por las que podremos decantarnos. En este caso, lo que prepararemos será un par de rebanadas de pan como base a las que añadiremos una loncha de pavo y una pequeña porción de queso fresco por cada rebanada.

 

Rebanada de pan integral con mermelada:

Al igual que sucedía en el caso anterior, se trata de un desayuno que se prepara en segundos. La mermelada es un producto saludable que se prepara a partir de la pulpa de la fruta. El problema llega cuando nos encontramos con mermeladas a las que se le han añadido azúcares refinados. Sin embargo, la solución es tan sencilla como escoger una que esté elaborada solo con fruta. Para ello, bastará con leer los ingredientes de la etiqueta del frasco. Es importante leer los ingredientes de la parte trasera y no dejarse llevar por palabras como “light” o “cero”, ya que no nos están diciendo realmente qué es lo que lleva.

 

Fruta y una porción de pan:

Finalmente, otra opción de desayunos saludables y rápidos por la que nos podemos decantar va a ser la fruta, que se puede consumir directamente con solo pasarle un poco de agua para limpiarla. Además, la fruta nos va a permitir escoger entre una gran variedad de tipos, así que podremos adaptar nuestro desayuno a cada estación del año y a nuestras preferencias personales. No obstante, además de la fruta, es importante añadirle un porción de pan integral a este desayuno, ya que la fruta es un alimento muy saludable pero que se digiere muy rápido. Al añadir una porción de pan al desayuno nos aseguraremos de contar con la dosis de carbohidratos necesaria para aguantar toda la mañana sin pasar hambre hasta la hora de la comida o el tentempié.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?