UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Desayuno sin gluten: para todos los gustos

desayuno sin gluten

El gluten es una proteína que está presente en multitud de cereales como son el trigo, el centeno o la cebada. Esta proteína puede afectar de diferentes formas a las personas. La mayoría suele digerirlas sin demasiados problemas. Sin embargo, hay otras personas que han desarrollado lo que se denomina sensibilidad al gluten. En estos casos, se trata de personas que les cuesta digerir la proteína del gluten y, cuando la toman, se sienten hinchados y con molestias digestivas.

Por otro lado, hay casos en los cuales las molestias van más allá de la sensibilidad al gluten. En estos casos hablaríamos de intolerancia al gluten y de celiaquía (algo así como alergia al gluten). En estos casos, el consumo de gluten va más allá de la simple molestia digestiva, pudiendo perjudicar gravemente la vida de las personas que sufren esta enfermedad. La buena noticia es que existen gran cantidad de alternativas al consumo de gluten. A continuación te presentamos varias propuestas de desayuno sin gluten. Ya que se trata de una de las comidas más difíciles para estas personas debido a la elevada presencia de cereales.

 

Desayuno sin gluten: empieza el día con energía y vitalidad

Batido multivitamínico

Una de las opciones para empezar bien el día sin tomar gluten son los batidos de frutas. Las frutas carecen de gluten y, gracias a esto, se trata de un alimento seguro para las personas con sensibilidad al gluten. Este desayuno sin gluten se prepara triturando diferentes frutas en la licuadora. Añadiremos un chorro de leche de arroz o un poco de té verde si necesitamos licuar un poco más. Se pueden preparar de cualquier tipo de fruta, tanto si son de temporada como si no. Lo mejor es ir probando diferentes fórmulas hasta encontrar la que más te gusta. Además, si quieres aprovechar todos los beneficios de la fruta, consúmelo sin pasar por el colador.

desayuno sin gluten

Arroz con leche vegetal y fruta

Otro desayuno sin gluten posible es el preparado a partir de arroz. El arroz, aunque sea un cereal, no tiene gluten. Por ello, se trata del cereal perfecto para los celiacos.

 

 

Una opción posible de desayuno sin gluten es preparar un arroz con leche vegetal de arroz. Después le podemos añadir trozos de fruta para completarlo. Además, también puedes usar leche tradicional de vaca. Se trata de un desayuno sencillo y con muchas variantes posibles. Todas ellas libres de gluten.

Tortitas de arroz con aguacate y salmón

Otro desayuno sin gluten es el que puedes hacer con tortitas de arroz. Las tortitas de arroz, al no llevar gluten, son también perfectas para los celiacos. Usando las tortitas de arroz como base, se pueden preparar muchos desayunos deliciosos. Una de las propuestas más comunes es la que pone sobre la tortita aguacate y salmón ahumado. Además, también se le puede añadir un poco de eneldo en polvo. Si lo completamos con un chorrito de limón estará delicioso.

desayuno sin gluten

Tortitas de garbanzo

Otra de las opciones disponibles para un desayuno sin gluten son las legumbres. Las legumbres no tienen gluten. En muchos casos, cumplen los mismos estándares nutricionales que los cereales. De hecho, las legumbres son mucho más completas. Esto se debe a que, además de carbohidratos, también tienen un contenido muy alto en proteínas. Por lo que son una opción aun más saludable. Una opción es usar harina de garbanzos para preparar tortitas de desayuno. Sobre estas tortitas, podremos añadir cualquier complemento que nos guste.

Crepes de trigo sarraceno

Los crepes tradicionales se suelen preparar con harina de trigo. Sin embargo, una opción es el trigo sarraceno, un trigo especial que no tiene gluten. Estos crepes se pueden preparar igual que los crepes tradicionales. Pero, en este caso, al usar harina de este tipo, serán perfectos para el desayuno sin gluten que necesitan las personas celiacas o con sensibilidad al gluten.

Como puedes ver, las opciones son más variadas de lo que puede parecer en un principio. De esta forma, si no te sienta bien el gluten, podrás empezar el día con la misma energía que el resto de personas. ¡Y sin que preparar el desayuno tenga que ser un quebradero de cabeza!

 

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?