UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

¿Cuál es el refresco más sano?

cuál es el refresco más sano

Las bebidas azucaradas son uno de los mayores responsables de la obesidad, así como de enfermedades como la diabetes. Así pues, encontrar una bebida sustitutiva es de vital importancia. Por eso nos preguntamos cuál es el refresco más sano de todos.

 

¿Sabes cuál es el refresco más sano?

De entrada, para saber cuál es el refresco más sano, lo primero que hay que hacer es descartar todas aquellas bebidas con azúcares añadidos. Así, rápidamente nos aparece un buen candidato: el té frío.Los beneficios que el té frío tiene sobre los refrescos y las bebidas azucaradas son múltiples. Primero de todo: son pragmáticos porque se pueden hacer en casa. De forma bien sencilla, puedes prepararte tu propio té frío en cualquier momento. También puedes elegir entre una amplia gama de variedades, en función del té y los sabores que más disfrutes.más disfrutes.

 

 

Es importante que los tés fríos los tomemos sin azúcar. Es una bebida ideal para todos los públicos, de niños a incluso gente con afecciones ligadas a la glucosa.

Además, no debemos olvidar todas las propiedades y nutrientes beneficiosos que contiene el té, en especial el té verde. De esta manera, no solo vemos que el té helado es un refresco alternativo y completamente libre de azúcares, sino que también nos aporta una barbaridad de  propiedades beneficiosas para nuestra salud!

Refrescos caseros y sanos:

Para asegurarnos de que un refresco sea sano y sin calorías vacías, lo mejor es prepararlos uno mismo en casa. Hay muchas opciones y sabores distintos que podemos explorar.

  • Refresco de pepino:

El pepino es una de las verduras más interesantes a la hora de hacer smoothies y refrescos. Es altamente refrescante, y, además, contiene muchos electolitos. Para preparar un refresco de pepino, tan sólo necesitaremos un pepino (obviamente), unas hojas de menta y una lima. En un vaso grande o en una jarra, mezclaremos las hojas de menta con unas rodajas de pepino, un poco de zumo de lima (y un par de trocitos enteros de lima, si nos gusta mucho), medio litro de agua y hielo picado. Dejamos reposar (en la nevera, mejor), y en cuestión de minutos podremos disfrutar de una de las bebidas más refrescantes.

  • Rooibos con fresa y arándanos:

Igual que con el té verde frío, podemos también preparar una infusión de rooibos y dejarla enfriar. Si la dejamos reposar un buen tiempo con rodajas de fresa y arándanos, obtendremos un sorprendente y sencillo refresco inigualable.

  • Otras alternativas:

Además de los refrescos habituales, hay que recordar que no hay nada más refrescante que un granizado de fruta fresco. Son, además, muy fáciles de preparar.

Otra opción será preparar refrescos más “convencionales” y más parecidos a los que compramos en las tiendas, pero hechos en casa y de forma natural. Dos recetas muy interesantes las encontramos en este vídeo: un refresco de naranja natural, y una limonada de jengibre. Eso sí, estas bebidas contienen azúcar y sirope de azúcar, por lo que no serán tan saludables.

El mate que triunfa entre los jóvenes alemanes

El mate es otra infusión interesante. Muy popular en latinoamérica (en especial, en Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay), se bebe en el recipiente del mismo nombre, tras infusionar las hojas secas y molidas de la yerba mate. Es de sabor amargo, pero también tiene un poco de acidez.

Por otro lado, encontramos el club mate . Se trata de una bebida energética a base de la planta del mate. Un sabor muy peculiar, que a muchos les echa para atrás.

Su atractivo es su alto contenido en cafeína. Tiene mucho menos azúcar y calorías que otros refrescos como la Cocacola, ya que contiene menos azúcar. Aún así, su alto porcentaje de cafeína (más que un RedBull) no la convierte en una bebida muy recomendable para los más sensibles a este estimulante.

 

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?