colageno para las articulaciones

El colágeno es una proteína que cumple un papel fundamental en nuestro cuerpo. Se trata de una sustancia que se encuentra presente en la mayoría de los tejidos, especialmente en la piel y los cartílagos. Precisamente por esto, la presencia de colágeno para las articulaciones cumple un papel imprescindible, ya que están constituidas en buena parte por cartílagos.

 

New Call-to-action

 

La función más importante que cumple el colágeno en nuestro cuerpo es la de aportar elasticidad a los tejidos. La presencia de colágeno es más alta cuando somos jóvenes, y se ha identificado un claro descenso de esta proteína a medida que avanza la edad. De hecho, la menopausia en las mujeres supone una reducción crítica de esta proteína, lo que puede conllevar menor elasticidad y enfermedades relacionadas con el sistema locomotor.

 

Necesitamos el colágeno para las articulaciones

El colágeno es producido de forma natural por el propio cuerpo. Sin embargo, cuando esto niveles productivos son escasos, se recomienda echarle una mano a través de alimentos ricos en esta proteína y que puedan aumentar su presencia en el organismo.  Entre los alimentos que podemos encontrar que contienen un mayor índice de esta sustancia cabe destacar la casquería (callos, morros, patas, huesos, etc.) y la gelatina. Además, el pescado también puede constituir una buena fuente de colágeno para las articulaciones, aunque cuenta con una cantidad inferior a la casquería.

Los expertos consideran que una ingesta diaria de 10 gramos al día sería suficiente para conseguir notar sus efectos en un plazo aproximado de dos meses. Sin embargo, estos alimentos ricos en colágeno no son los más consumidos en la actualidad, por lo que la mayoría de las personas que se podrían beneficiar de este consumo adicional de colágeno para las articulaciones no toman la cantidad recomendada.

La mejor solución que se puede llevar a cabo en este caso es tomar suplementos de colágeno cubran estas necesidades recomendadas. Los suplementos de colágeno se pueden encontrar en farmacias y comercios especializados. Se suelen presentar en forma de cápsulas que se ingieren de manera diaria con una de las comidas, aunque lo más común es tomarlas en el desayuno.

 

El colágeno según la condición física

Sin embargo, no todas las personas deberían hacer uso de estos suplementos. No se debe olvidar que el colágeno es una proteína que produce de manera natural nuestro cuerpo. Debido a esto, su consumo en forma de suplemento solo está recomendado en el caso de personas que muestren déficit de esta sustancia o que se encuentren entre la población que más pueda necesitarla:

  • Mujeres: 

Las mujeres reducen su producción de colágeno natural de manera mucho más significativa que los hombres, especialmente a partir de la menopausia. Además, en este caso, tomar colágeno para las articulaciones ayudará a prevenir enfermedades asociadas a este colectivo, como son la artitris reumatoide o la osteoporosis.

  • Deportistas:

Al tratarse de un grupo que padece un alto desgaste físico, la ingesta de colágeno para las articulaciones conseguirá una mejor recuperación y evitará posibles lesiones.

  • Enfermos diagnosticados:

Aquellas personas que padezcan cualquier enfermedad relacionada con el aparato locomotor o los tejidos conectivos, ya que el colágeno constituye un elemento esencial en la recuperación de los tejidos corporales.

No obstante, antes de comenzar a consumir cualquier tipo de suplemento alimenticio (incluido los suplementos de colágeno) se deberá consultar con el médico de cabecera. Él sabrá aconsejarnos qué es lo más recomendable en cada caso y si los suplementos son una opción recomendada para nosotros o si, por el contrario, bastaría con un incremento de alimentos como la gelatina en nuestra dieta para conseguir el nivel de colágeno recomendado.

 

New Call-to-action