té frutas del bosque

Una de las bebidas que no deberían faltar en nuestra dieta es el té frutas del bosque. Esta infusión combina los beneficios del té tradicional con los de este tipo de frutas, especialmente recomendados por su alto índice de antioxidantes.

 

Té frutas del bosque: ¿Qué frutas lleva exactamente?

Cuando hablamos de frutos del bosque, nos estamos refiriendo a un número bastante grande de frutas que se caracterizan por ser pequeños, rojos y oscuros, y que se recolectan de manera estacional en el bosque. Aunque hoy en día se pueden criar en viveros, los frutos que crecen de manera natural consiguen tener un sabor mucho más característico, aunque esto no afecta a sus propiedades ni a la cantidad de sustancias saludables que tienen. Existe una gran variedad de frutos del bosque. Los más conocidos son los arándanos, las endrinas, las frambuesas, las fresas, las grosellas y las moras, aunque también existen otros tipos y diversas variedades según la zona en la que sean cultivados.

 

New Call-to-action

 

Sin embargo lo más interesante que pueden ofrecer este tipo de frutas son sus propiedades beneficiosas para la salud. Los frutos del bosque se caracterizan por ser un alimento con una cantidad muy alta de antioxidantes que, además, se encuentran entre los más potentes que se pueden encontrar en la naturaleza, como son los flavonoides y los antocianos. Estas sustancias neutralizan los radicales libres presentes en el ambiente y que afectan directamente a las moléculas de ADN de nuestro cuerpo, evitando los daños celulares y retrasando el envejecimiento.

 

Las frutas del bosque son indispensables en nuestra dieta

Además de la importancia que tienen por su alto contenido en antioxidantes, los frutos del bosque son un compendio de beneficios para la salud. En este sentido, los arándanos son los que cuentan con un nivel más alto de antioxidantes. Las frambuesas tienen un contenido muy alto en vitamina C, que además de funcionar como antioxidante también cumple funciones esenciales en el cuerpo como favorecer un sistema inmunológico fuerte. Las fresas son un excelente desintoxicante, por lo que están especialmente aconsejadas después de excesos de comida o bebidas alcohólicas. Finalmente, las moras son especialmente beneficiosas a la hora de reducir los índices de colesterol malo (LDL).

Como se puede ver, se trata de un grupo de alimentos que conviene incluir en nuestra dieta. Sin embargo, los frutos del bosque presentan una dificultad en su consumo, ya que muchos de ellos no están disponibles todo el año. Es aquí donde necesitamos buscar alternativas para conseguir beneficiarnos de sus propiedades sin que la estacionalidad de esta fruta suponga un problema a la hora de consumirla.

Existen diversas formas de consumir los frutos del bosque, una de ellas es mediante fruta desecada, lo que permite que estén disponibles durante todo el año. De hecho, este tipo de conserva permite también que se puedan combinar con el té en forma de infusión que, al mismo tiempo, permitirá combinar diversas variedades de frutas del bosque para beneficiarnos de cada una de sus propiedades. De este modo, el té frutas del bosque se convierte en un aliado imprescindible en la lucha contra los radicales libres y el envejecimiento prematuro. Es la forma más sencilla de consumir frutos del bosque durante todo el año, los índices de cafeína son muy bajos y, además, se trata de una bebida deliciosa que podrás consumir siempre que quieras.

 

New Call-to-action