UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Bebidas sanas, ayuda a tu cuerpo a mantenerse en forma.

bebidas sanas

Saber elegir qué beber o qué bebida es más sana resulta una auténtica ventaja. Las bebidas sanas son aliadas de nuestra salud y de nuestra figura. ¿Quieres saber más?

Las bebidas sanas son una sabia elección si pretendemos ponernos en forma. Hidratar nuestro cuerpo mientras consumimos bebidas sanas es imprescindible para mantenernos en forma.

 

 

Existen muchas bebidas sanas. Un buen ejemplo de ello es el té verde. El té verde es antioxidante, adelgazante y rejuvenecedor. Se relaciona la longevidad de los japoneses con su consumo habitual de té verde.

 

Bebidas sanas: ¿Qué puedo consumir?

  • Zumos naturales: Los zumos de frutas naturales son grandes aliados de nuestra nutrición. Piña, pera, naranja, fresa, kiwi, mango… Las posibilidades son infinitas. Prueba a mezclar varias y te sorprenderás.
    • Zumo de naranja: Es el típico, pero es el más socorrido. Acompañando a la tostada de la mañana sienta fenomenal. Puedes añadir zanahoria, o manzana. ¡Riquísimo!
    • Zumo de pera, kiwi y plátano: Además de ser uno de los más sabrosos, facilita la digestión. Combate problemas de estreñimiento y es muy saciante.
    • Zumo de fresas: Este zumo es altamente diurético y muy bueno para rejuvenecer la piel. Aporta gran cantidad de energía. Se afirma que tiene efectos milagrosos contra la temida resaca.
    • Zumo de piña: Diurético, antioxidante y muy sabroso. Perfecto para tomar en ayunas o como merienda, si lo que queremos es guardar nuestra línea.
    • Zumo de manzana, melón y melocotón: Resulta muy rico y muy nutritivo. Consumirlo durante la comida hará que ni siquiera pienses en un refresco.
    • Zumo de jengibre: Mezclado con manzanas y zanahorias, para no ser demasiado amargo o picante. Impulsa el sistema inmunitario.
  • Smoothies: Consiste en mezclar frutas y verduras en una bebida sana. Un buen ejemplo es el smoothie de melón, kiwi y pepino.
  • Té verde: Contiene propiedades adelgazantes. Combate el envejecimiento y aporta vitalidad y energía. Ayuda a mejorar la memoria.
  • Gazpacho: El básicamente un zumo de verduras. Resulta muy nutritivo y sabroso.
  • Sopa de frutas: Las sopas de frutas (melón, sandía, fresa) son sabrosas y bajas en calorías. Resultan una de las bebidas sanas más atractivas.
  • Té verde matcha: Contiene un fuerte poder antioxidante. Acelera el metabolismo favoreciendo la quema de grasas. Es diurético y ayuda a eliminar líquidos.

Bebidas sanas: ¿Qué debo evitar?

  • Bebidas azucaradas: Los refrescos de lata azucarados son nocivos y aportan calorías vacías que acaban por convertirse en grasa. Debemos evitarlos en la medida de lo posible.
  • Batidos envasados: Tienen demasiado azúcar. Además, su alto contenido en grasa lo hace poco recomendable.
  • Alcohol: Sus calorías son vacías y no aportan nutrientes.
  • Zumos azucarados: Suelen tener azúcares añadidos y no son recomendables dentro de una dieta equilibrada.
  • Horchata: Contiene muchas calorías y demasiado azúcar.

¿Por qué debo incluir bebidas sanas en mi dieta?

  • Las bebidas sanas aportan nutrientes. Son necesarias para el correcto equilibrio de nuestro organismo. Fortalecen y estimulan el sistema inmune. Y además pueden ser muy sabrosas y atractivas.

¿Cómo incluyo las bebidas sanas en mi dieta?

  • Desayuno: Elabora un zumo de naranja para acompañar el desayuno. Puedes además sustituir el café diario por una taza de té verde. Unas tostadas de pan integral con queso fresco y tomate pueden ser una buena fuente de energía y acompañamiento.
  • Media mañana: Un sabroso smoothie puede ser la opción perfecta para el tentempié. Acompáñalo de un sándwich de pan integral con pavo, lechuga y tomate.
  • Comida: El gazpacho puede ser consumido como bebida perfectamente. Ligero y saciante puede acompañar a una ensalada de pollo o una tortilla francesa con jamón y queso.
  • Merienda: Un té verde con bizcocho de zanahoria o calabaza puede ser la opción perfecta.
  • Cena: Una buena limonada puede ser el perfecto acompañante de un pescado de temporada en papillote o a la brasa (también vale al horno con verduras).

Ventajas de consumir bebidas sanas:

  • Están formadas en su mayoría de agua, por lo tanto, son muy hidratantes.
  • Su consumo fortalece el sistema inmunitario.
  • Equilibran el organismo, debido a su alto contenido en alcalinos.
  • Son antioxidantes y por tanto ayudan a depurar el organismo.
  • Contienen muy pocas calorías y muchos nutrientes, el combo perfecto.
  • No tienen gases incómodos. Esto facilita la digestión.
  • Ayudan a combatir la obesidad.
  • Impulsan el sistema inmunitario.
  • Son muy beneficiosos para la piel.

 

Las bebidas sanas colaboran a mejorar nuestra salud y a guardar la línea. Los zumos naturales son muy buenas alternativas a las bebidas azucaradas. La versatilidad y nutricionalidad que los caracteriza son un motivo de peso para incluirlos en nuestra dieta.

La próxima vez que vayas a comprar un refresco, prueba a comprar fruta de temporada y a hacer un zumo. Te sorprenderá lo fácil y rápido que es. Además, colaborarás con tu economía, ya que un kilo de fruta cunde más que un simple refresco.

Las bebidas sanas como los zumos naturales o el verde, además de contribuir con tu salud, son altamente asequibles y accesibles. Prueba a sustituir el café de la mañana por un té verde. O el refresco por un zumo natural.

Te sorprenderás de lo fácil que es guardar la línea y cuidar de tu salud. ¿Por qué no empezar ya?

 

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?