UMAI BLOG

Para los amantes de la cultura, gastronomía y estilo de vida japonés

Bebidas con menos calorías: una ayuda en cualquier dieta

bebidas con menos calorías

Las bebidas son una de las formas a través de las cuales se suele ingerir calorías con bastante frecuencia y sin apenas darnos cuenta. La mejor manera de evitarlo pasa por conocer tanto los nutrientes de las bebidas como su índice calórico. De este modo, sabremos escoger las de un contenido más bajo, lo que beneficiará directamente nuestra salud.

 

New Call-to-action

 

Agua:

Puede que a veces no se la tenga en cuenta precisamente por lo fundamental de este líquido, pero la realidad es que el agua es la bebida más consumida en todo el mundo. No en vano, se trata de un elemento fundamental tanto para la vida como para la salud. El agua podemos consumirla natural o carbonatada (agua con gas). En ambos casos, estaremos ante una bebida saludable y que nos servirá para hidratarnos y para refrescarnos a partes iguales. De todas las bebidas con menos calorías, el agua es la que ocupa el primer puesto, ya que, directamente, no contiene ningún tipo de caloría.

Té:

Aunque mucha gente no lo sepa, después del agua, el té es la bebida más consumida en el mundo (incluso por delante del café). La diversidad de los tés que se pueden encontrar es bastante amplia, siendo el té verde uno de los más extendidos debido tanto a su sabor como a sus propiedades saludables y alto contenido de antioxidantes. En todos los casos, estaremos hablando de bebidas que derivan de la misma planta, la camelia sinensis, que es la planta de donde se extraen las hojas de té con las que luego se elaborarán sus diferentes variedades. El té representa una de las bebidas con menos calorías que podemos encontrar, conteniendo solo 1 caloría por cada 100 gramos.

Café:

Otra de las bebidas más consumidas en el mundo y que también destaca por su bajo contenido calórico es el café. El café se extrae de los gramos de esta planta y su principal utilidad reside en su alto contenido en cafeína, una sustancia natural que afecta directamente a nuestro sistema nervioso y que, al consumirla, nos mantiene despiertos y alerta. Sin embargo, precisamente por este contenido tan elevado en cafeína, es importante que consumamos el café de forma moderada y evitando hacerlo cuando quedan pocas horas para meternos en la cama. En este caso, también estamos hablando de una bebida realmente baja en calorías. De media, el café tiene 0,5 calorías por cada 100 gramos. No obstante, siempre y cuando se tome solo.

Cerveza sin alcohol:

La cerveza es una bebida natural que se extrae de la fermentación de la cebada y que, además de ser muy refrescante, también contiene algunos nutrientes importantes para nuestra salud como son vitaminas E, K y del grupo B. Sin embargo, la cerveza natural contiene alcohol, lo que incrementa considerablemente su nivel calórico. Para solucionarlo, lo mejor que podemos hacer es consumir cerveza sin alcohol, que sigue siendo una bebida natural que conserva todos sus nutrientes pero a la que se le ha retirado el contenido espirituoso mediante la evaporación del alcohol. En este caso, se trata de una bebida que contiene de media unas 37 calorías por cada 100 gramos.

Refrescos light o cero:

Los refrescos etiquetados como light o cero se merecen una mención aparte por sus características concretas. Este tipo de bebidas encaja en la definición de “bebidas con menos calorías” ya que llevan muy poca azúcar o, en algunos casos, incluso ninguna. Sin embargo, siguen conservando su sabor azucarado, y esto no es gratis. En estos casos, el azúcar refinado que se asocia a estos refrescos es sustituido por edulcorantes artificiales que son los que les dan el sabor dulce sin necesidad de incrementar su número de calorías. Sin embargo, estos edulcorantes artificiales son realmente insanos, ya que se han asociado con diferentes enfermedades y con diversos trastornos hormonales cuando son consumidos de forma habitual. Por esto, se trata de bebidas bajas en calorías que no se deberían consumir con asiduidad.

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

¿De qué te gustaría que hablásemos en el blog?