bebidas antioxidantes

Una de las mejores maneras de frenar el envejecimiento y conservar una buena salud durante más tiempo es incluir alimentos y bebidas antioxidantes en nuestra dieta. De esta manera, contaremos con un suplemento adicional en nuestro organismo de estas sustancias que tienen el poder de proteger nuestras células desde el interior.

 

¿Qué son los antioxidantes?

Los antioxidantes son sustancias naturales presentes en algunos alimentos y bebidas que tienen la capacidad de contrarrestar la acción de los radicales libres. Los radicales libres son elementos del ambiente que afectan a nuestras células dañando su ADN y, en consecuencia, empeorando su capacidad de regeneración, lo que conlleva la aparición de los signos del envejecimiento. De esta forma, cuantos más antioxidantes consumamos en nuestro día a día, más capacidad de defensa contra los radicales libres tendremos, lo que repercutirá en una mejor salud y menor velocidad de envejecimiento de nuestras células, así como de nuestro cuerpo en su conjunto. 

 

¿Qué bebidas antioxidantes son las mejores que puedo tomar?

Además de consumir algunas comidas como frutas y verduras frescas, una de las mejores maneras de incorporar una buena cantidad de antioxidantes a nuestra dieta es hacerlo a partir de bebidas antioxidantes. Este tipo de bebidas se pueden encontrar de muchos tipos pero, en todos los casos, se trata de bebidas naturales que cuentan con una gran cantidad y variedad de antioxidantes que actúan de forma natural a la hora de frenar la acción de los radicales libres a los que tenemos que enfrentarnos a diario, tales como la radiación solar, la contaminación, el humo, los productos químicos que ingerimos, etc.

 

New Call-to-action

Té verde

De todas las bebidas antioxidantes que podemos encontrar actualmente, el té verde es una de las que no pueden faltar en la lista, ya que su cantidad y calidad de antioxidantes lo convierten en la reina de las bebidas antioxidantes por antonomasia. El té verde cuenta con altísimo contenido en polifenoles, unos de los antioxidantes más efectivos que existen en la naturaleza y que tienen efectos beneficiosos también a la hora de prevenir la aparición de enfermedades como el cáncer.

Mosto

Otra de las bebidas antioxidantes que no debemos pasar por alto es el zumo de la uva. El mosto, a diferencia del vino, no tienen alcohol, pero sí todos los beneficios del fruto de la vid, lo que lo convierte en una de las bebidas antioxidantes más importantes que podemos encontrar gracias a su contenido en flavonoides y vitamina E.

Zumo de granada

Otra de las frutas que más antioxidantes beneficiosos para nuestra salud tiene es la granada y, su zumo, es una de las formas más sencillas y fáciles de aprovechar todas sus propiedades. La granada cuenta con antioxidantes como los flavonoides y las antocianinas, además de vitaminas como la E y la C, que cumplen una función fundamental en la regeneración de los tejidos y en la protección de nuestro sistema inmunológico.

Batido de cacao

En este punto hay que tener cuidado, ya que decimos cacao y no chocolate, que es una sustancia derivada del cacao pero a la que se le han añadido otras sustancias poco o nada saludables, como por ejemplo azúcar. El cacao es una de las plantas de la naturaleza que cuenta con una concentración mayor de antioxidantes, sobre todo flavonoides. Para elaborar un buen batido de cacao bastará con adquirir el cacao puro y preparar en casa nosotros mismos el batido o, si encontramos un batido de cacao puro, comprarlo ya preparado.

 

New Call-to-action