bebida isotónica sin azúcar

Muchos anuncios nos instan a beber bebidas isotónicas cuando hacemos deporte, e incluso a tomarlas frecuentemente como refrescos. Es cierto que los electrolitos son muy útiles, pero no es menos cierto que estas bebidas pueden suponer un exceso de azúcar para nuestro cuerpo. Por eso debemos prepararnos nuestra propia bebida isotónica sin azúcar.

 

New Call-to-action

 

Cuando estamos siguiendo un plan de ejercicios que incluye una dieta baja en carbohidratos, es importante saber que nuestro cuerpo va gastar muchos más nutrientes y fluidos. Al escaparse el agua del cuerpo (cuando sudamos en pleno ejercicio), también fluyen hacia el exterior muchas sales minerales importantes, como el magnesio, el sodio, el calcio o el potasio. De ahí la necesidad de rellenar los depósitos de sales minerales de nuestro organismo.

 

Cuidado con el azúcar de las bebidas isotónicas

Sin embargo, cuando miramos las etiquetas de las bebidas isotónicas con atención, nos damos cuenta que contienen un alto porcentaje de azúcar.  A ello se debe que el azúcar es uno de los principales componentes para darle sabor a la bebida, pero también porque el azúcar simple es normalmente considerado una fuente de energía directa.

El problema, pues, reside en la paradoja de realizar una dieta para deportista baja en carbohidratos, para luego echarla a perder con un botella isotónica repleta de azúcar.

 

Los electrolitos, lo que de verdad nos interesa de las bebidas isotónicas

Los electrolitos son moléculas (iones) que encontramos en las sales minerales que contienen una carga eléctrica. Son la fuente de energía eléctrica que hace funcionar partes vitales de nuestro cuerpo, como el sistema nervioso.

En principio, una dieta equilibrada y rica en proteínas y verduras es suficiente para abastecer al cuerpo de estos recursos vitales. Pero en el caso de realizar un ejercicio prolongado o un plan de entrenamiento intenso, puede ser interesante complementar la dieta con los electrolitos que encontramos en una bebida isotónica.

 

La solución: bebida isotónica sin azúcar

Para beneficiarnos de los electrolitos y a la vez evitar el exceso de azúcar de los refrescos, lo que debemos hacer es elaborar nuestra propia bebida isotónica sin azúcar casera.

Es muy sencillo. Tan sólo hay que mezclar agua (sin gas) con los siguientes ingredientes:

  • Dos cucharadas de zumo de limón, que nos aportarán el potasio que necesitamos.
  • Una pizca de sal marina sin refinar (¡mucho menos que media cucharada!). La sal contiene el preciado sodio.
  • Cualquier tipo de endulzante o colorante, si queremos darle un sabor más agradable. Lo ideal es hacernos con un sirope natural sin azúcar añadido, una cucharada de miel, o simplemente con un zumo natural con dos naranjas.

 

New Call-to-action