alga hijiki

Las algas forman una parte muy importante de la dieta japonesa. Aunque, por su tamaño y propias características, no se comen en grandes cantidades, las algas son presentes en muchos platos de su rica y equilibrada dieta y, de hecho, son una de las razones que explican la salud y longevidad de los japoneses. En otra ocasión ya tratamos la alga nori, así que en este artículo nos centraremos en el alga hijiki.

 

¿Cómo es el alga hijiki?

A diferencia de otras algas, el alga hijiki es de color marrón, y es originaria de la costa este asiática y muy común en Japón, pero también en China y Corea.

El alga hijiki contiene todo tipo de componentes y propiedades interesantes. Como las demás algas, contiene mucha fibra y, además, vitaminas (A y B) y minerales esenciales como el calcio, el magnésico, el hierro y el yodo.

 

New Call-to-action

 

Gracias a estos minerales, el alga hijiki ayuda a fortalecer huesos, cabello y uñas, y ayuda  prevenir la anemia. También refuerza el sistema inmunológico, regula el equilibrio hormonal y estimula positivamente la tiroides. Además, la fibra es excelente para mejorar la flora intestinal y la salud de todo el aparato digestivo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que también contiene más arsénico que otras plantas, y que, comerla demasiado a menudo o en grandes cantidades, podría resultar peligroso. Concretamente, el ministerio de salud de Japón recomienda no comer más de 4,9 gramos de alga hijiki al día (aunque, como media, los japoneses comen unos 0,9 gramos por persona y día).

 

Recetas con alga hijiki

El plato más común dónde añadir el alga hijiki sin problemas, será, claro está, las ensaladas. Aquí os dejamos un ejemplo bien refrescante:

Ensalada hijiki

Antes que nada, hay que limpiar y remojar las algas hijiki por al menos 5 minutos, y luego hervirlas por 20 minutos más. Una vez preparadas, las cortamos, junto con cebolla picada, y, en trozos muy finos, brócoli, rábanos y lechuga. También podemos añadir maíz dulce. Lo pasamos todo, brevemente, a hervir, con poca agua, y dejamos que se enfríe de nuevo.

Para mezclar todos los elementos de la ensalada en armonía, lo ideal será añadir salsa de tofu. Para hacer esta deliciosa salsa, tendremos que machacar un poco de tofu con cebolla rallada, agua y un poco de puerro picado, hasta lograr la textura de salsa que se desee.

Otra receta paso a paso para preparar una buena ensalada hijiki la encontraréis en este vídeo.

Salteado de algas

Otra opción es hacer un salteado con las algas hijiki y verduras variadas como acompañante de un plato de carbohidratos, como lo sería un wok. Una buena combinación puede ser el alga hijiki, un poco de alga nori, cebolla, zanahora y brotes de soja, salteadas en un wok (o en una paella) con un poco de aceite y salsa de soja.

 

New Call-to-action