tori japonés

Hay elementos de Japón y su cultura que nos vienen a la mente de forma inmediata cuando pensamos en éste. La ceremonia del té, los cerezos en flor y el Monte Fuji son algunos de ellos. Sin embargo, seguro que aunque no supiéramos su nombre, el tori japonés también figura en la lista, ya que es uno de los elementos más destacados del imaginario nipón. Hoy en Umai Blog venimos a hablarte un  poco de estas fantásticas obras de arte.

 

New Call-to-action

 

Introducción al Tori japonés

Si tienes planeado ir, pero aún no sabes qué ver en Japón, no te preocupes, ya que con los torii que te presentamos podrás realizar una ruta por todo el país.

Por otra parte, si todavía no te ha quedado claro que es el tori japonés, te lo explicamos brevemente. El tori japonés es un arco que se solía ubicar en las entradas y salidas de los recintos sagrados. Éstos servían para delimitar el mundo de lo terrenal y mundano de lo divino y espiritual. Aunque se les atribuía también la función de ahuyentar a los malos espíritus.

Aunque existen varias tipologías, en función de si los travesaños sobresalen o no de los pilares, si los primeros son curvos o rectos… y demás posibilidades, en este artículo destacaremos sobre todo tres tipologías de tori japonés:

  • La primera tipología de torii que os presentamos es la denominada shime torii. Este tipo de torii, es el más simple y consiste de dos  pilares unidos por una cuerda sagrada llamada shimenawa.
  • El otro tipo de tori japonés que os queremos mostrar es el ryobu torii. Este es una variante de la tipología más conocida de los torii, el myojin torii. El ryobu torii consiste en un tori japonés, cuyos pilares están reforzados a su vez por dos pilares menores.
  • Aunque esta no es una variante per se, existen también hileras de myojin torii alineadas en forma de pasillo, como veremos más adelante.

 

Algunos torii destacados

Algunos de los ejemplos de shime torii más destacados los podemos encontrar en el templo de Omiwa, en la prefectura de Nara. En este encontramos dos shime torii, siendo el que da paso al salón de plegarias el más relevante e imponente.

Por otra parte, el tori japonés por excelencia lo encontramos dentro del grupo de los ryobu torii. A esta tipología pertenece el Itsukushima torii, declarado Patrimonio de la Humanidad, en 1996, por la UNESCO. Este arco flotante descansa sobre sus seis pilares sobre el mar, sin más fijación que su propio peso, y gracias a las mareas el aspecto y belleza de este torii varían a lo largo del día, siendo éste uno de sus principales atractivos, el de jamás mostrarse igual al público.

Otro ryobu torii famoso, aunque quizás no tantoes el del templo de Hakone. Al igual que el de Itsukushima, el torii de Hakone también descansa sobre el agua. Sin embargo, las aguas sobre las que descansa el torii de Hakone son las de un lago, por lo que ese juego con las subidas y bajadas de la marea no se producen en este caso.

Por último, debemos mencionar el Senbon Torii (literalmente “miles de torii”) del Templo de Fushimi Inari. Este templo ubicado en Kyoto dispone de esta particularidad, dos pasillos hechos a base de tori japonés, cuyo efecto visual es más que impactante.

 

New Call-to-action